El descenso térmico del fin de semana dejará a varias capitales por debajo de los 30ºC por primera vez en más de 50 días


Actualizado 15/08/2015 11:22:59 CET
Carretera, Coches, Rotonda, Cielo, Despejado
EUROPA PRESS

MADRID/TOLEDO, 15 Ago. (EUROPA PRESS) -

Las lluvias y tormentas afectarán este fin de semana a buena parte del país y las temperaturas experimentarán un descenso de modo que varias capitales de provincia bajarán de los 30 grados centígrados "por primera vez en más de 50 días", según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

La portavoz de la AEMET, Ana Casals, ha explicado a Europa Press que este sábado las temperaturas subirán en casi toda España menos en el sureste peninsular, donde bajarán y el domingo volverán a ascender, sobre todo en el Mediterráneo y el norte y cuadrante noreste.

Donde más bajarán los termómetros este sábado será en el interior de la mitad norte, como Castilla y León, La Rioja, Navarra, País Vasco, Comunidad Valenciana, este y norte de Castilla-La Mancha, Cataluña y Pirineos.

De este modo, Casals ha explicado que las temperaturas serán "más frescas de lo normal para esta semana de agosto" y que no se recuperarán al menos hasta el miércoles en la mitad norte y al final de la semana tendrán en torno a 32 o 34 grados centígrados en la meseta norte.

Sin embargo, en la mitad sur, aunque también descenderán, no lo harán tanto, de modo que el martes se esperan de 34 a 36 grados en el valle del Guadalquivir y el miércoles en Extremadura, sur de Castilla-La Mancha y todo el valle del Guadalquivir.

"No vamos a pasar frío, pero el calor extremo de julio no volverá y hasta el miércoles no habrá valores de 36 grados centígrados de máxima en el suroeste", ha comentado. Mientras, en Galicia, por ejemplo tendrán unos 26 a 28 grados centígrados en la costa sur y unos 30 grados centígrados en el interior de Pontevedra.

Sobre el interior, ha dicho que el miércoles se prevén unos 30 grados en Valladolid y unos 32 a 34ºC el sábado; en Madrid, entre 30 y 34 ºC según las zonas; en Zaragoza, entre 27 y 29 grados centígrados, mientras que el viernes subirán a 32 o 34 grados centígrados, incluso el domingo a 36ºC en algunas áreas.

PRECIPITACIONES Y TEMPERATURAS "MÁS FRESCAS DE LO NORMAL"

Para la portavoz, lo más significativo en lo meteorológico serán las precipitaciones porque "no serán todo el día ni todos los días" pero afectarán al norte, Cataluña y Baleares.

De hecho, ha indicado que las precipitaciones de carácter fuerte afectarán al área pirenaica y Cataluña y en Baleares y que este sábado se prevén más de 40 litros por metro cuadrado en una hora en Baleares y 20 litros por metro cuadrado en una hora en Cataluña.

En general, Casals ha pronosticado que el fin de semana y la próxima semana las temperaturas sean "más frescas de lo normal para la época del año, así que no habrá olas de calor para lo que queda de agosto y lloverá más de lo habitual en el norte de la Península, desde Asturias al País Vasco y en el tercio este.

La portavoz ha precisado que estas precipitaciones, la mayoría tormentosas, serán mayores a las normales para esta semana del año en el cuadrante noreste, lo que rodea a los montes del sistema ibérico y en Navarra, Aragón, Cataluña y en la Comunidad Valenciana y quizá el noreste de Castilla-La mancha y los dos archipiélagos.

DOS MESES POR ENCIMA DE 30ºC

Por otro lado, Casals, ha señalado que este viernes, por primera vez en lo que va de verano, algunas capitales de provincia han bajado de 30 grados centígrados.

Ese es el caso de capitales como Madrid que "por fin" ha bajado de 30ºC después de 57 días consecutivos, desde el 17 de junio; Guadalajara, que llevaba 50 días con más de 30ºC, desde el 23 de junio. Toledo, por su parte, llevaba por encima de ese umbral 56 días, desde el 17 de junio y Ciudad Real, desde el 16 de junio hasta el 12 de agosto, lo que suman 57 días seguidos.

Sin embargo, Casals ha destacado que hay otras capitales que no han logrado rebajar el mercurio por debajo de ese umbral; como Córdoba que lleva "más de dos meses con más de 30 grados centígrados". De hecho, ha comentado que este sábado y domingo será el día de menos calor en lo que va de estío y se esperan unos 33 o 34 grados centígrados.

La portavoz ha subrayado que en Córdoba, donde el verano está siendo especialmente caluroso, estarán "varios días" con máximas de unos 34 grados, sin llegar a los 40 grados centígrados, y las mínimas bajarán hasta 18 grados centígrados.

En concreto, ha confirmado que el valor más bajo entre las temperaturas máximas en el mes de julio fue de 35,3 grados centígrados el 31 de julio; sin embargo, el observatorio de Córdoba ha alcanzado los 40ºC un total de 17 días en el mes de julio y "sin contar con otros muchos días" que registró temperaturas de 39,7ºC, 39,8ºC.

Además, ha insistido en que algunos de los días que se superaron los 40 grados el mercurio llegó a 44ºC; 43,9ºC y se llegó a 45,2ºC el día 6 de julio. La portavoz se ha referido también a la persistencia de altas temperaturas, ya que Córdoba tuvo durante cinco días consecutivos más de 40ºC, después bajó a 39ºC y a continuación siguieron otros 7 días con más de 40ºC, con otro leve descanso y otros 4 días seguidos de más de 40ºC.

"En todo caso, no han bajado de 30ºC desde mediados de junio y, aunque en este mes de agosto solo ha habido dos días con más de 40ºC, el resto de las jornadas los valores fueron de 38 o 39ºC", ha comentado Casals, que ha dicho que este jueves se registró la máxima más baja de agosto, con 34,8ºC. Por el contrario, ha indicado que en Galicia este jueves las máximas fueron de 17ºC y que no se superaron los 25 grados centígrados en ningún observatorio del cuadrante noroeste.

Para leer más