Detenido en Guadalajara por conducir ebrio y esconderse en una manta en el maletero al ser parado por policía

Publicado 01/10/2018 11:37:24CET

GUADALAJARA, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Local de Guadalajara han detenido a un varón que al recibir el alto por conducir de manera anómala se escondió en una manta en el maletero del vehículo y se negó a que le practicaran las pruebas de alcoholemia.

Según el parte de la Policía Local, facilitado por el Ayuntamiento de Guadalajara, sobre las 21.30 horas del pasado miércoles una patrulla observó a un vehículo que circula de forma anómala por la calle Virgen del Amparo. Al proceder a darle el alto, el conductor emprendió la huida, estando a punto de atropellar a un agente situado delante del mismo.

Una vez parado en la calle Cándido Laso Escudero, los agentes comprobaron que el conductor había cerrado puertas y ventanas del vehículo, por lo que se vieron obligados a romper el cristal de una puerta, encontrando al conductor envuelto en una manta en el maletero, comprobando que presenta síntomas de intoxicación.

Fue requerido a realizar las pruebas de alcoholemia, a lo que se negó por lo que fue detenido como autor de un delito contra la seguridad vial. Se le imputa otro delito por conducir bajo los efectos del alcohol. También se le retiró el vehículo al estar matriculado en Bulgaria y no haber efectuado la matriculación en España. Se le intervino una navaja de 18 centímetros y un cutter.

De igual modo, la Policía Local ha informado de un accidente con dos heridos leves provocado por un conductor con intoxicación etílica, sin permiso de conducir y con antecedentes por reiterados delitos contra la seguridad vial.

Los hechos sucedieron a las 17.55 horas del jueves, cuando los agentes tuvieron conocimiento de que un vehículo que estaba detenido en la avenida de Barcelona se había visto implicado en dos accidentes de tráfico, con resultado de dos heridos leves, uno registrado en la calle América y otro en la calle Alamín.

El conductor una vez localizado su vehículo en la citada Avenida de Barcelona tenía síntomas evidentes de intoxicación y el vehículo presentaba importantes daños.

Tras comprobar que el conductor tiene retirado el permiso de conducir por dos sentencias firmes de diferentes juzgados, fue requerido a efectuar las pruebas y se negó, por lo que los agentes le imputaron tres delitos, uno por conducir un vehículo a motor careciendo de permiso, otro por negarse a realizar las pruebas y el tercero por conducir bajo la influencia del alcohol.

Del resultado de sus investigaciones, la Policía Local verificó que el vehículo circulaba a velocidad elevada por la calle Segovia y al llegar a la calle América, colisionó por alcance contra un vehículo detenido en doble fila, causando lesiones a la ocupante del mismo.
Después continuó su marcha en la calle Alamín colisiona contra la puerta de un turismo, resultando herida leve la conductora del mismo.

El vehículo causante de la colisión, no detuvo su marcha y siguió circulando a gran velocidad por varias calles, hasta llegar a detenerse en la Avenida de Barcelona. De los testimonios recabados de los implicados y de varios testigos, se le imputa un cuarto delito contra la seguridad vial por conducción temeraria.

Dada la reiteración de delitos contra la seguridad vial cometidos por este conductor, R.M.de 52 años y vecino de Guadalajara, se procede al decomiso del vehículo para ser puesto a disposición judicial.

La Policía Local de Guadalajara le ha detenido en cuatro ocasiones anteriores por delitos contra la seguridad vial, la última en junio de este mismo año.