29 de marzo de 2020
 
Actualizado 23/01/2020 11:07:09 CET

Las emisiones de dióxido de carbono de los coches matriculados en 2019 aumentaron un 2,6% en C-LM


Carretera, Retrovisor, Autovía, Coches, Tráfico, Dgt
Carretera, Retrovisor, Autovía, Coches, Tráfico, Dgt - EUROPA PRESS - Archivo

TOLEDO, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las emisiones medias de dióxido de carbono (CO2) de los coches nuevos vendidos en Castilla-La Mancha se situaron en 119 gramos por kilómetro recorrido en 2019, lo que supone un crecimiento del 2,59% respecto a la media de 2018, según datos de la consultora MSI para la patronal de los concesionarios, Faconauto.

De esta manera sigue empeorando este dato, después de haber experimentando aumentos en los dos ejercicios anteriores, ha informado en nota de prensa la patronal.

La caída en las matriculaciones de los coches diésel de última generación que emiten menos CO2 que los de gasolina y que suponen ya solo el 36% del mercado castellanomanchego, es la clave que explica este incremento, a juicio de la patronal.

Las ventas de coches diésel cayeron un 18,5% en 2019, mientras que las de gasolina se incrementaron un 11,2% con respecto a 2018, suponiendo el 56% de todas las adquisiciones.

Por su parte, en el año que acaba de terminar los eléctricos han representado el 0,4% de las matriculaciones en Castilla-La Mancha.
Mientras que los híbridos (gasolina o diésel/motor eléctrico) un 4,6% y los híbridos a gas (GLC y GNC) un 2,8% en la región.

Desde la patronal advierten que, con esta configuración del mercado, será muy complicado que el sector cumpla con los objetivos de emisiones impuestos por Europa para este año, en el que no podrán superar los 95 gramos de CO2 por kilómetro recorrido.

Faconauto calcula que, para alcanzar este objetivo, los vehículos diésel tendrían que volver a representar cerca del 50% del mercado, mientras que las ventas de eléctricos deberían triplicarse.

Desde la patronal se insiste en que la última generación de vehículos diésel puede jugar un papel importante para reducir las emisiones de CO2 y alcanzar los objetivos climáticos y la descarbonización del transporte en el futuro cercano.

"Hay que volver a colocar al diésel en el lugar que le corresponde y decírselo a los compradores para que salga de la confusión que viven.
Los modelos de última generación de este combustible ayudarían a cumplir con los objetivos de emisiones", ha indicado la vicepresidenta Ejecutiva de Faconauto, Marta Blázquez.

Para reducir estas cifras de emisiones la patronal urge retomar los trabajos desarrollados por el Gobierno junto al sector en la última legislatura, como en el Pacto Estratégico de la Automoción y, particularmente la puesta en marcha de fórmulas que impulsen las nuevas formas de movilidad más sostenible.

Para leer más