Guijarro espera que "no hagan falta" los 20 hectómetros cúbicos de regadío para el abastecimiento humano en unos meses


Actualizado 08/06/2007 20:03:43 CET

CIUDAD REAL, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Medio Ambiente y Desarrollo Rural, José Luis Martínez Guijarro, tras la decisión hoy de trasvasar 92 hectómetros cúbicos de la cabecera del Tajo, consideró "desacertada la decisión", y añadió que "ojala ese agua no haga falta en los próximos meses para dar de beber a los ciudadanos del Levante".

Según informó la Junta en nota de prensa, Guijarro destacó que "la prudencia se ha quedado a las puertas del Palacio de La Moncloa" por lo que respecta a la decisión tomada hoy por el Consejo de Ministros de aprobar un trasvase de 92 hectómetros cúbicos a la cuenca del Segura, 20 de ellos destinados a regadío.

El titular de la Consejería indicó que el Consejo de Ministros "debería haber sido más prudente" como lo ha sido con la decisión de aprobar un trasvase de 10 hectómetros cúbicos para el Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel.

En este sentido, consideró acertada la decisión de derivar los 10 hm3 a las Tablas que, como explicó, "servirán para recuperar la vegetación del Parque Nacional que desde 2004 no recibía ninguna aportación externa de agua y dado que las últimas lluvias han servido para saturar las capas freáticas superiores y para ampliar la superficie encharcada a 68 hectáreas con el agua que ha entrado de forma natural".

Por último, recalcó, que desde Castilla-La Mancha "tendremos que estar muy pendientes del destino y del buen uso de esos 20 hectómetros cúbicos para regadío". Desde el Ejecutivo autonómico, dijo, "lo decimos cada vez que se aprueba un trasvase: queremos saber a donde va cada centímetro cúbico de esa agua y a qué se destina", apostilló.