Nacimiento.- Una artesana de Lagartera (Toledo) muestra a Barreda el juego de cuna que C-LM regalará a la Infanta Sofía


Actualizado 04/05/2007 22:35:38 CET

TOLEDO, 4 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, conoció hoy, de manos de la artesana Pepita Alía, una de las que mantiene viva la tradicicón del 'deshilado', el modelo de juego de cuna bordado que Castilla-La Mancha regalará a la Infanta Sofía y que realizarán en la localidad toledana de Lagartera (Toledo) con su técnica tradicional.

Pepita Alía explicó al presidente regional los detalles de estas piezas artesanales que se concluirán en el plazo de unos tres meses y serán bordadas por artesanas de Lagartera, tal y como se ha hecho en esta localidad desde hace siglos, informó la Junta en nota de prensa.

Barreda, tras visitar también el museo etnográfico y pictórico Marcial Moreno Pascual, de Lagartera (Toledo) señaló que, "es emocionante comprobar, en el siglo XXI, cómo los castellano-manchegos conservamos y nos esforzamos para preservar raíces esenciales para nosotros".

En este sentido, el presidente regional, tras recibir el agradecimiento del alcalde de Lagartera, Lorenzo Lozano, por su apoyo para que la celebración del Corpus de esta localidad fuera distinguida con la declaración de Interés Turístico Regional, subrayó que como presidente de Castilla-La Mancha le gusta hacer todo lo posible para poner en valor nuestras costumbres y tradiciones, informó la Junta en nota de prensa.

A este respecto, José María Barreda precisó que concede la importancia que se merece al hecho de que en el mundo globalizado en el que nos encontramos haya personas que ofrecen lo mejor de sí mismos para que se conserve intacto nuestro legado cultural y nuestras señas de identidad.

"El futuro tiene un corazón muy antiguo. El corazón de Lagartera es muy antiguo, por eso no me cabe duda de que tiene ante sí un futuro esperanzador", aseveró el presidente regional, que recordó que los castellano-manchegos estamos haciendo un esfuerzo sin precedentes en la historia de la Comunidad Autónoma para mejorar nuestra calidad de vida.

En este punto, el presidente autonómico aludió a que la mejor prueba de lo mucho que ha progresado y se ha desarrollado esta tierra es comparar las oportunidades que en la actualidad tienen nuestros jóvenes para hacer realidad sus sueños con las que tuvieron nuestros padres y abuelos.

No obstante, significó Barreda, "esto no ha hecho más que empezar. Hay que seguir trabajando en la misma línea que lo hemos hecho desde que somos responsables de nosotros mismos, esforzándonos por mejorar nuestros sistemas educativo y sanitario, las prestaciones sociales y nuestra infraestructura básica".

Por este motivo, José María Barreda concluyó su intervención invitando a los cerca de 300 lagarteranos congregados en el salón de actos del Museo Etnográfico a proseguir con este esfuerzo que fructificará en un futuro con mayor progreso, bienestar y calidad de vida para nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos.

Asimismo, José María Barreda también visitó uno de los talleres artesanales de la localidad y a la mujer de más edad que mantiene la tradición del traje de lagarterana, Felipa Aparicio, que el próximo 27 de mayo cumplirá 94 años y recibió un regalo del presidente de Castilla-La Mancha, un pañuelo bordado, como recuerdo.

A su vez, Felipa Aparicio obsequió a José María Barreda con un saquito bordado, que el presidente le garantizó que conservará siempre cerca de su corazón.

El alcalde de la localidad, Lorenzo Lozano, agradeció al presidente su visita a Lagartera y su implicación personal para que esta localidad obtuviera el reconocimiento de Interés Turístico Regional para su celebración del Corpus.