Actualizado 17/12/2013 20:03:48 +00:00 CET

La nueva planta de biomasa de Cuenca podría estar lista en año y medio


Avila
Foto: EUROPA PRESS

CUENCA, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

   La planta de producción de biomasa que quiere impulsar el Ayuntamiento de Cuenca en colaboración con cinco empresas privadas podría estar lista en un plazo de un año y medio si se cumplen los plazos marcados por todas las entidades colaboradoras.

   Así lo ha señalado este miércoles el alcalde de Cuenca, Juan Ávila, durante la firma del convenio de colaboración. En esta firma han participado el alcalde como representante del Ayuntamiento de Cuenca y de la Fábrica Municipal de Maderas; el representante de la empresa Urbaser, Benjamín Barambio; Antonio Cavallé como representante de 'Aplicaciones de Industrias Renovables S.A.' y Juan Jacobo Sartorius en representación de las empresas 'Binnova Consultores de Innovación S.L.', 'Bat Trading Co. S.L.' y 'Sartorius and Hart-Pallavicini S.L.', todas ellas empresas participantes en el proyecto.

   Ávila ha señalado que se han puesto doce meses de plazo para conseguir los hitos necesarios para la construcción de la planta, y que se corresponden con la cesión del terreno donde se ubicará la fábrica, la obtención de los permisos administrativos necesarios, organizar los trabajos de recogida de biomasa y la autorización de ADIF para la construcción de una estación de carga junto a la planta.

   El primer edil ha señalado que la inversión necesaria para la puesta en marcha de esta planta de producción de pellets y biocarbón es cien por cien privada, y ha recordado que serán unos 80 puestos de trabajo los que se crearán gracias a este proyecto.

   Ávila ha señalado que el Ayuntamiento será el encargado de la cesión del terreno para la construcción de la planta, propiedad de la Fábrica Municipal de Madera, mientras que Urbaser se encargará de gestionar la biomasa que llegue a la Planta de Tratamiento de Residuos de Cuenca.

   Por su parte, 'Aplicaciones Insdustriales Renovables' se encargaría de la parte técnica del proyecto y la construcción de la planta, que tendría un plazo de ejecución de 6 meses, y las otras tres empresas representadas por Sartorius proporcionarán la tecnología necesaria, cien por cien española, además de gestionar la financiación del proyecto y los contratos comerciales para la venta del producto.

   Cavallé ha señalado que han elegido Cuenca por ser la segunda ciudad europea, por detrás de Ginebra, con más hectáreas propiedad municipal, 53.000 hectáreas,  por lo que "hay un volumen suficiente para generar una energía mucho más barata y competitiva, que generará puestos de trabajo, y riqueza en la provincia".

   Por su parte, Sartoruis ha asegurado que "con este proyecto se va a valorizar el residuo de la madera que antes no tenía valor". En este sentido, el responsable de tres de las empresas participantes ha señalado que hay un 40 por ciento de residuos que hasta ahora no se utilizaban para crear pellets y biocarbón.

   "El biocarbón es un recurso muy poco conocido en España pero con un mercado cada vez más potente en el norte de Europa, por lo que España se convertirá en un proveedor importante en el mercado internacional", ha señalado Sartorius.

Para leer más