ONG ecologistas y ciudadanas denuncian la falta de participación en el proceso de planificación hidrológica


Publicado 30/06/2014 19:44:43CET

MADRID/TOLEDO, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

Organizaciones ecologistas y ciudadanas han denunciado la falta de voluntad "o incapacidad" de la administración hidrológica para incorporar la participación ciudadana en la planificación de la gestión, adoptando un "sesgo absolutamente desproporcionado" de atención a los intereses de los usuarios de regadío.

Así se desprende del documento donde se ponen de manifiesto los problemas preliminares o de base que comporta la aplicación del procedimiento de participación pública seguido por la Administración en la planificación hidrológica 2015-2021.

Esta denuncia la secundan, entre otros, Amigos de la Tierra, la Plataforma en Defensa del Ebre, la Plataforma de Toledo en Defensa del Tajo, la Red Andaluza de la Nueva Cultura del Agua Red Nueva Cultura del Agua del Júcar, SEO/Birdlife, Nueva Cultura del Agua o WWF/Adena.

Así, rechazan las propuestas de "Esquemas de Temas Importantes presentadas por las Confederaciones Hidrográficas" presentadas por las confederaciones hidrográficas en el segundo ciclo de la planificación hidrológica (2015-2021) y rechazan el "simulacro" de participación pública llevado a cabo.

Entre otros problemas apuntan también a la ausencia de actualización del diagnóstico y de evaluación de la eficacia de unos planes y sus correspondientes programas de medidas que no han entrado en vigor o la han hecho hace escasos meses, así como actuaciones "discrecionales" de la administración, al margen de la planificación entre 2009 y la actualidad.

A su juicio también habría que añadir "la falta absoluta de transparencia" en la relación entre monitoreo de medidas en gran parte de los planes.

De hecho, sostienen que los "Esquemas de Temas Importantes presentadas por las Confederaciones Hidrográficas" presentados se reducen a un resumen del plan recientemente aprobado (o en fase de aprobación; caso del Jucar), pero se sigue eludiendo plantear a las partes interesadas y al público en general, las cuestiones realmente estratégicas.

"Al margen de los puntos calientes específicos de cada cuenca, en términos generales se puede afirmar que el tema más importante debería ser el de abordar la reducción de presiones antrópicas sobre los ecosistemas acuáticos para recuperar su estado y poder usar el agua de manera sostenible", lamentan las organizaciones sociales y ecologistas.

Sin embargo, indican que, tanto los planes aprobados, como los EpTI recientemente publicados, insisten en intentar acomodar la gestión de nuestras aguas a los usos actualmente existentes e incluso a nuevos usos, ignorando en gran medida las exigencias de la DMA.

Es más, sostienen que en la actualidad no se están dando los pasos necesarios para alinear la actuación de la administración hidrológica española con la política europea de aguas, sino que se reivindica la vieja planificación anterior.

Por ello, reclaman que en este segundo ciclo de planificación se corrija el rumbo y se garantice la transparencia en las actuaciones de la administración, la consideración de las aportaciones que realizan las partes interesadas y el público en general a los procesos de planificación, la neutralidad respecto a los intereses privativos, la defensa del interés general y el compromiso con los objetivos de la Directiva Marco de Aguas.

"De no producirse esta corrección, carece de sentido involucrarse en el simulacro de participación que se nos propone", sentencian.