Actualizado 03/06/2009 21:15 CET

Responsables sanitarios debaten en Cáceres sobre el 'Pacto por la Sanidad' que podría estar ultimado en el verano

Lamata reclama una financiación suficiente para reforzar una sanidad pública de calidad y cohesionada

CÁCERES/TOLEDO, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

Diversos responsables sanitarios de comunidades autónomas debatieron hoy, en el marco del XVI Congreso Nacional de Hospitales que se celebra en Cáceres, sobre 'El Pacto por la Sanidad', un documento que podría estar ultimado en el verano y que marcará las pautas de trabajo para conseguir que el Sistema Público Sanitario sea sostenible, no sólo financieramente, sino en equidad y calidad.

Así lo señaló el secretario general del Ministerio de Sanidad y Política Social, José Martínez Olmos, antes de participar en la mesa redonda, quien destacó que el documento "está bastante consensuado" aunque los comités de las diversas comunidades autónomas siguen trabajando en él y además se incorporan también sugerencias de los agentes sociales, tanto organizaciones sindicales como de pacientes.

Martínez recordó que se ha avanzado mucho en los acuerdos que tienen que ver con las políticas de calidad y de innovación porque una de las cualidades del pacto es incorporar al sistema sanitario las novedades en medicamentos y técnicas quirúrgicas.

Además también se han acercado posturas en temas de salud pública y en cuestiones "tan importantes como la prevención de enfermedades", dijo el secretario general, que puso como ejemplo la "necesidad de tomar decisiones coordinadas" que se ha puesto de manifiesto con el caso de la gripe A.

"Igualmente se estudian políticas de recursos humanos de manera común puesto que los profesionales son el principal actor que tiene el sistema sanitario y también trabajamos en la lucha contra el consumo de drogas", recalcó.

NUEVAS PRESTACIONES

Sin embargo, Martínez Olmos destacó como principal pilar del 'Pacto por la Sanidad' la incorporación de nuevas prestaciones al sistema nacional de salud, porque de alguna forma "la sostenibilidad del sistema tiene que ver con la financiación suficiente, pero sobre todo con la capacidad de incorporar nuevas prestaciones", añadió, y que estas "últimas novedades" lleguen en condiciones de equidad para todos los ciudadanos.

En definitiva el pacto se traduce en "la garantía de que el sistema va a ser sostenible en el futuro con criterios de calidad y de igualdad por lo que las innovaciones se incorporarán al sistema sanitario con iguales derechos para todos los ciudadanos", recalcó el responsable ministerial, que recordó que también se trabaja en un enfoque europeo para que se garanticen los derechos de los ciudadanos en materia sanitaria en todo el territorio de la Unión Europea.

Respecto a los avances que se han conseguido con las transferencias a las comunidades autónomas de las políticas sanitarias, aseguró que "la descentralización ha sido enormemente positiva" porque "nunca como ahora los ciudadanos de España han tenido mejor calidad y más igual" en la atención sanitaria, ya que "los gobiernos autonómicos, que están cerca de los ciudadanos, están respondiendo con nuevos recursos como hospitales y centros de salud", aunque reconoció que surgen "nuevos desafíos de coordinación". "En calidad e igualdad, nunca como ahora", aseveró.

Martínez Olmos destacó que precisamente esa diversificación hace posible que unas comunidades autónomas se aprovechen de las experiencias de otras y puso como ejemplo a Extremadura que ha desplegado un sistema de atención sociosanitaria que calificó de "innovador" y que servirá como base para otros proyectos regionales.

"Las cifras cantan porque tenemos mejores indicadores de salud que nunca, más recursos que nunca, más inversión que nunca y comunidades como Extremadura que hace 25 años tenían grandes déficit en infraestructuras, también sanitarias, hoy están a la altura de los mejores países de Europa", sentenció.

En la mesa redonda participaron también la consejera de Sanidad y Dependencia de la Junta de Extremadura, María Jesús Mejuto, así como los consejeros de Sanidad de Castilla-La Mancha, Fernando Lamata; de Cataluña, Marina Geli; y de Madrid, Juan José Güemes, además del secretario general del Ministerio de Sanidad y Política Social, José Martínez Olmos.

Precisamente la consejera extremeña incidió en la importancia del 'Pacto por la Sanidad' como un "instrumento necesario para seguir avanzando en la cohesión territorial que marca el sistema nacional de salud" y destacó la necesidad de continuar trabajando por conseguir "una efectividad en los servicios de forma equitativa para todos los ciudadanos españoles, independientemente de la comunidad autónoma donde residan".

FINANCIACIÓN SUFICIENTE

Mientras, el consejero de Salud y Bienestar Social de Castilla-La Mancha, Fernando Lamata, aseguró que el nuevo modelo de financiación de las comunidades autónomas que negocia en la actualidad el Gobierno de España con los autonómicos debe recoger una financiación suficiente de carácter finalista que refuerce la sostenibilidad económica de un Sistema Nacional de calidad, cohesionado y equitativo en su acceso.

En su intervención, según informó en nota de prensa la Junta, el consejero defendió que la inversión sanitaria es uno de los principales motores de crecimiento económico y de desarrollo sostenible de una sociedad avanzada como la española, además de generar empleo estable y cualificado.

Por otro lado, Lamata recordó el fuerte respaldo social que existe al Sistema Nacional de Salud. Así, en una encuesta publicada recientemente por el CIS, los españoles rechazan mayoritariamente que, en una situación de crisis económica, el Estado recorte el esfuerzo fiscal que se hace en materia sanitaria.

Lamata pidió también que la política sanitaria quede fuera de las pugnas partidistas y electoralistas a fin de evitar tensiones entre las distintas comunidades autónomas o con el Ministerio de Sanidad y Política Social. De esa manera, se evitaría las ofertas de nuevas prestaciones que se hacen desde las distintas administraciones y que dificultan la cohesión del Sistema Nacional de Salud y su suficiencia económica.

Según el consejero, alcanzar un Pacto de Estado en materia de sanidad puede ser un buen instrumento para definir un marco de prestaciones y servicios comunes en todo el territorio nacional, desarrollar una política homogénea en el ámbito de recursos humanos y racionalizar el gasto farmacéutico.

Por último, el responsable regional de Salud planteó la necesidad de reforzar los mecanismos de cooperación institucional entre el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas, con la delegación en un órgano colegiado de competencias propias como las relativas a salud pública.