Retiran la placa en homenaje al dueño del restaurante Casa Pepe tras la polémica

Casa Pepe Almuradiel
EUROPA PRESS/CASA PEPE
Publicado 24/01/2017 19:17:28CET

CIUDAD REAL, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

El hijo de quien fuera propietario del restaurante Casa Pepe, característico por su simbología franquista en la localidad ciudadrealeña de Almuradiel, Juan José Navarro, ha retirado la placa en homenaje a su padre instalada en la calle que desde hace dos meses lleva su nombre, con la intención de evitar "más polémica" y para "no perjudicar al pueblo".

Navarro ha explicado a Europa Press que la iniciativa de otorgar a una calle de la pedanía de Venta de Cárdenas el nombre de su padre vino impulsada por la Asociación de Vecinos del barrio.

Igualmente, ha incidido en que su padre, fallecido en 2013, "trataba bien a todo el mundo, fuera como fuera", y se dedicó a dar trabajo a la gente y a ofrecer "un buen producto y servicio" en Casa Pepe.

La decisión de otorgar al dueño de Casa Pepe una calle en su nombre con la correspondiente placa fue adoptada por el pleno de Almuradiel, en una sesión en la que se ausentó la alcaldesa, la socialista María Asunción del Moral.

El visto bueno lo dieron los dos votos afirmativos de los dos concejales presentes del PP, frente al voto en contra del único concejal del PSOE presente y la abstención de los dos ediles de Ciudadanos.

LA ALCALDESA LUCHARÁ POR QUITARLA

De su parte, la alcaldesa de Almuradiel, María Asunción del Moral, ha asegurado que desde su posición va a luchar por retirar la calle de la pedanía de Venta de Cárdenas el nombre con el que se le bautizó hace dos meses, tomado del propietario del restaurante, un vecino que según ha recordado "hacía apología de Franco y de Hitler" tanto a título personal como en su establecimiento.

En declaraciones a Europa Press, Del Moral ha dicho que "no tiene sentido" que este vecino, fallecido en 2013, tenga este reconocimiento en la localidad.

"Esta persona a mí me merece todos los respetos, pero que tenga reconocimiento dando nombre a una calle, no lo veo", ha manifestado la primera edil, quien ha recordado que este vecino, además de "apología" de Franco y de Hitler, "hablaba de que la mujer tenía que estar en la cocina".

Ha recordado que la petición nace de la Asociación de Vecinos de la pedanía donde se encuentra este restaurante, ubicado en la autovía A-4, en el paso de Despeñaperros, fronterizo con la provincia de Jaén.

María Asunción del Moral ha incidido en que en la sesión plenaria en la que se aprobó este homenaje participaron dos de los tres concejales del PP y ambos votaron afirmativamente; por lo que la decisión salió adelante gracias a la abstención de los dos concejales de Ciudadanos.

Dos son los concejales del PSOE en este Ayuntamiento, pero ella misma se encontraba de baja y no pudo participar en la votación, por lo que el único voto en contra a esta petición fue del único edil socialista presente.

En todo caso, ha relatado que ella misma asistió al pleno como público, dado que al estar de baja no podía presidir la sesión. Antes de proceder a la votación, exhibió un video en el que podía verse al propietario de Casa Pepe realizando afirmaciones en favor de Franco o Hitler, así como referencias a sus preferencias por chicas de 18 a 20 años. "A gato viejo, rata tierna", sostenía el homenajeado en este vídeo.

"Vieron todo lo que decía y aún así se sometió a votación, y sorprendentemente salió aprobada la moción", ha lamentado la alcaldesa.

Pese a la intención del hijo del homenajeado de retirar la placa que da nombre a la calle, la alcaldesa ha defendido que hay que tomar iniciativas municipales para revertir el nombre oficial de esta vía pública.

CIUDADANOS EXPEDIENTA Y PP DESAUTORIZA

Por su parte, Ciudadanos ha abierto un expediente informativo a sus dos concejales en el Ayuntamiento, pues el homenajeado es "una persona cuya ideología es abiertamente contraria a los principios y valores democráticos que defiende esta formación".

Según ha informado Ciudadanos en nota de prensa, desde la formación naranja "se condenará siempre con contundencia cualquier conducta de este tipo y se tomarán las medidas oportunas para evitar que se produzcan".

De su lado, el PP de Ciudad Real ha desautorizado a los concejales del PP del municipio que apoyaron la iniciativa, pues según ha manifestado su presidente provincial, Carlos Cotillas, no comparte la decisión. En un escueto comunicado, los 'populares' ciudadrealeños han manifestado que es una decisión de la que no han tenido conocimiento hasta este mismo martes.