Un total de once trabajadores sociales se incorporan al servicio de la Delegación de Bienestar Social de Cuenca


Actualizado 16/10/2007 20:31:07 CET

CUENCA, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

La delegada de Bienestar Social en Cuenca, Maria del Carmen García Patiño, anunció hoy la incorporación de once nuevos trabajadores sociales al servicio en la provincia, con lo que serán ya 43 los profesionales que se reparten en las once zonas en que se ha dividido la provincia.

García Patiño realizó hoy estas declaraciones a los medios durante unas jornadas de formación en la sede de la Delegación a las que asistieron los trabajadores sociales con el fin de conocer, entre otros asuntos, la estructura orgánica de la Consejería, la estructura territorial de las zonas PRAS o la estructura funcional del Sistema Público de Servicios Sociales de Castilla-La Mancha.

Según explicó, entre las labores que tienen que desarrollar los once empleados nuevos está la aplicación de la Ley de Dependencia. De hecho, apuntó García Patiño, ya se está trabajando en la tramitación de solicitudes y más de 2.300 personas han presentado la solicitud para baremar su grado de dependencia, en cumplimiento de dicha Ley, que en Castilla-La Mancha se comenzó a aplicar en el pasado mes de mayo.

Al mismo tiempo, indicó que en estos momentos se han baremado unas 600 solicitudes por parte de los equipos técnicos de la Delegación y resaltó que la diferencia entre el número de solicitudes presentadas y el de baremadas se debe a que los técnicos estudian individualmente cada solicitud.