Casado se ve ganador porque "los ciudadanos ven que España no va bien y urgen un cambio para que no quede fundida"

Casado
EUROPA PRESS
Actualizado 14/03/2019 21:44:57 CET

VALLADOLID, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha avalado este jueves las candidaturas del PP en Castilla y León y distintos municipios de Valladolid en un acto en el que se ha mostrado convencido de que su formación ganará las próximas Elecciones Generales porque "los ciudadanos saben que España no va bien y urgen un cambio para que no quede fundida".

Es el resumen que el líder nacional de los 'populares' ha ofrecido al término de su alocución de cerca de media hora pronunciada en un céntrico hotel de Valladolid, donde ha arropado al candidato a la Presidencia de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, así como a la candidata a la Alcaldía, Pilar del Olmo, y a otros diecisiete elegidos como cabezas de lista en dieciséis municipios de la provincia.

El político palentino, en clave nacional, ha subrayado que su partido se encuentra "en ruta" tras el adelanto de las elecciones generales en la convicción de que el PP volverá a ocupar la Presidencia del Gobierno con un programa en el que sus ejes clave son la creación de empleo, la unidad nacional, la seguridad ciudadana y el compromiso con los jóvenes y la políticas sociales, entre ellas la de igualdad y la polémica Ley de Apoyo a la Maternidad.

En este último punto, al igual de lo que hiciera por la mañana en un acto celebrado en la Universidad Europea Miguel de Cervantes (UEMC), donde ha recibido el premio al mejor comunicador de 2018, no ha podido evitar referirse a lo que ha tildado de "campaña de insidia" orquestada contra su persona al atribuirle el "blindaje" de las mujeres inmigrantes sin papeles a cambio de entregar a sus hijos en adopción.

Al respecto, notablemente molesto, el político ha atribuido la tergiversación de sus manifestaciones a una 'fake news' interesada, de ahí su llamamiento a la "regeneración" de todos, tanto de políticos y medios de comunicación.

"Se trata de una aberración que yo no atribuiría ni a un político del Tercer Mundo", ha advertido Casado, quien contextualiza lo ocurrido en los intentos de ciertos sectores de identificar al PP con "gente facha, machista, que va matando animales y que contamina...pero al final se ve que cuando el centro derecha gobierna, a la gente le va mejor".

Con todo, Casado ha censurado la atribución a su persona de unas manifestaciones que niega haber realizado, en la línea de calificativos de "asesino", "indecente" y "xenófobo" recibidos, respectivamente, por Aznar, Rajoy y él mismo. "Cuando nosotros criticamos a Sánchez lo hicimos porque estaba negociando con independentistas, proponía unos presupuestos que arruinaban a España y llegaba a acuerdos con 'bastasunos' para el acercamiento de los presos", recuerda el político.

Éste, sin embargo, añade que en ningún caso se le ocurriría nunca decir a político alguno del actual Gobierno que pretende robar niños a cambio de papeles. "No me podría mirar al espejo, se me caería la cara de vergüenza", asegura Casado, que por ello ha apelado a la "sensatez y la vergüenza ajena. ¡Ya está bien, no cabe todo en política!".

El discurso del líder nacional de lo 'populares', en el que ha tenido ocasión de alabar el trabajo el partido en Castilla y León y Valladolid, personalizado en las figuras de los candidatos Alfonso Fernández Mañueco y Pilar del Olmo pero también con alusiones cariñosas a la exministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, y al exdirector de la Guardia Civil Santiago López Valdivielso, ha profundizado en los principales ejes para la recuperación económica y la creación de empleo, con especial incidencia en el sector del automóvil.

En este sentido, ha criticado al Gobierno de Pedro Sánchez por su "sectarismo y desconocimiento" al fijar en 2040 el horizonte temporal de los motores de combustión, política que ha contrastado con los esfuerzos de la todavía consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, con la crisis de Nissan en Ávila, que puso en peligro el empleo de 500 familias, y Renault, en ambos casos saldados con éxito.

ESPALDARAZO AL SECTOR DEL AUTOMÓVIL

"Cuando se habla de prohibir los motores de gasoil, luego de combustión y finalmente también los híbridos se habla desde el desconocimiento", apunta Casado, quien recuerda que los propulsores de gasoil que salen de las factorías de Renault en Valladolid contaminan menos de los motores de gasolina de hace seis años y el sector representa además el 10 por ciento del PIB nacional, el 40 por ciento de las exportaciones, 200.000 empleos directos y tres millones indirectos.

Pero además, Casado recuerda que crear empleo no pasa por "convocar concursos públicos, ni tirar del BOE ni de la manivela del gasto público", sino de apostar por la competitividad, con medidas para fomentar el emprendimiento, y con una "revolución fiscal", en la que incluye la supresión del impuesto de sucesiones.

También se ha referido a la seguridad ciudadana como uno de los ejes de su partido, donde ocupa un lugar destacado una ley para evitar la ocupación ilegal de viviendas y, sobre todo, las víctimas del terrorismo. "¿Cómo es posible que el otro día la presidenta de la Asociaciónd de Víctimas del Terrorismo tuviera que reclamar que se prohiban los homenajes a los etarras que, por desgracia, van a salir de las cárceles en los próximos cinco años?", se pregunta.

Durante el acto, el presidente nacional del PP ha aprovechado para refrendar la candidatura a la Junta de Alfonso Fernández Mañueco, secretario regional del partido, de quien ha recordado que "ha sido elegido porque así lo han querido sus compañeros para que revalide la Presidencia de Castilla y León, sin pucherazos", en clara alusión a la polémica suscitada con el proceso de primarias en Cs entre Francisco Igea y la expresidenta de las Cortes, Silvia Clemente, concluido con la proclamación del primero tras detectarse graves irregularidades en el voto telemático.

Contador