Actualizado 29/04/2011 17:27 CET

La Consejería de Educación recrimina al Gobierno central que recurriera la oferta pública de empleo

Un mestro da clase en un colegio.
EUROPA PRESS/ARCHIVO/CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN

Convoca una reunión para este lunes con los sindicatos para analizar las repercusiones en las oposiciones

VALLADOLID, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Educación, Juan José Mateos, manifestó hoy su malestar y recriminó al Gobierno central por haber presentado un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Comunidad contra la convocatoria de la oferta pública de empleo regional, 510 plazas de maestros de Infantil y Primaria, cuyos exámenes se deberían celebrar a finales del próximo mes de junio.

En un comunicado recogido por Europa Press, Mateos considera que la acción de la Abogacía del Estado "es extraña y perjudica seriamente a uno de los pilares básicos de la calidad del sistema educativo de Castilla y León, la baja interinidad y la estabilidad laboral de los docentes".

Asimismo, el consejero se pregunta por qué el Gobierno no ha actuado de igual modo con comunidades autónomas como Andalucía.

El Gobierno, a través de la Abogacía del Estado, recurrió ante el TSJ de Castilla y León el Decreto 14/2011, de 24 de marzo, por el que se aprueba la oferta de empleo público de 2011 en Castilla y León, al considerar que el número de plazas convocadas es "excesivo".

"La Administración regional se ha ajustado en todo momento no sólo al contenido literal de dicha Ley, avalado por sentencias del Tribunal Supremo, sino también al espíritu de contención del gasto público derivado de las medidas impulsadas desde el propio Gobierno central y desde el Gobierno autonómico", expresó.

La Consejería de Educación considera que esta actuación va más allá de lo estrictamente jurídico y que se ha realizado "con mala fe" porque, entre otras, en las reuniones mantenidas los días 25 de enero y 18 de febrero de 2011 en Madrid el Ministerio de Educación pidió a las comunidades que se esforzaran en convocar oposiciones este año y, sin embargo, "el Ministerio de Hacienda defiende ahora lo contrario, impulsando el citado recurso de la Abogacía del Estado".

En su argumentación, el Gobierno considera que a la hora de evaluar el número de plazas en convocatoria se deberían haber tenido en cuenta únicamente las jubilaciones producidas en 2010.

"En cambio, la Administración regional consideró necesario, en aras al mantenimiento de la calidad del sistema educativo y en beneficio de los opositores, especialmente del personal interino, incluir las jubilaciones acaecidas desde la última convocatoria de oposiciones del Cuerpo de Maestros", apostilló.

La Consejería de Educación entiende que la Ley de Presupuestos del Estado no circunscribe esas situaciones sólo al año 2010, sin perjuicio del límite que la citada Ley indica de un 30 por ciento de la tasa de reposición de efectivos, que esta Administración, según asevera, "ha respetado escrupulosamente".

La Consejería de Educación ha convocado una reunión el próximo lunes con los sindicatos para analizar la situación y las repercusiones que habrá en las oposiciones al Cuerpo de Maestros, cuyo plazo de presentación de instancias finalizó el pasado miércoles día 27 de abril.