Detenida una extrabajadora de Cepa 21 por el sabotaje a la bodega

Archivo - Captura del vídeo de seguridad en el que se ve a la personas que abrió los depósitos de Cepa 21.
Archivo - Captura del vídeo de seguridad en el que se ve a la personas que abrió los depósitos de Cepa 21. - CEPA 21 - Archivo
Actualizado: jueves, 27 junio 2024 16:57

VALLADOLID, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha detenido a una mujer, que ya ha quedado en libertad con cargos, como presunta autora del sabotaje que el pasado mes de febrero se produjo en las instalaciones de Bodegas Cepa 21 en la localidad de Castrillo de Duero (Valladolid) y no se descarta que haya más detenciones, como así lo ha asegurado el subdelegado del Gobierno en Valladolid, Jacinto Canales.

 

La investigación sobre este suceso, que se produjeron en la noche del día 17 de febrero y que provocó que Cepa 21 perdiera 60.000 litros de sus vinos de alta gama, sigue abierta y la mujer, extrabajadora de la empresa, ha prestado declaración ante la Guardia Civil además de que no se descarta que haya más detenciones.

 

La detención se producido en la localidad de Villaescusa de Roa (Burgos) en el marco de la operación denominada 'Malabripa' y se le considera como presunta autora de un delito de daños.

 

Los hechos se produjeron a las 3.30 horas del pasado 18 de febrero, cuando una persona entró en las instalaciones de la bodega haciendo uso de una llave de la puerta de la sala de bombas.

 

Una vez en el interior, la autora introdujo, "de modo certero" según el relato de la Benemérita, la clave para el desarme de la alarma, aunque desconocía que se encontraba desconectada. Así, procedió al armado de la misma y "apresuradamente" procedió a la apertura del grifo de cinco depósitos de fermentación, de los cuales tres contenían género en su interior y los otros dos se encontraban vacíos.

 

En total se desperdiciaron 60.000 litros, que la bodega ha valorado en 2.535.385 euros. Se trataba de parte de la cosecha de tres de los vinos más comercializados, considerados "de una excelente calidad", según la Guardia Civil.

 

El Instituto armado de Valladolid, se hizo cargo de la investigación y desde un primer momento se trabajó con la hipótesis de que la autoría del delito correspondería a una mujer y más concretamente una persona "perfectamente conocedora de las instalaciones y muy familiarizada con la maquinaria utilizada en el proceso de obtención del vino".

 

Se contaba ya con que era "muy probable que se tratara de una trabajadora o extrabajadora", si bien por parte de los instructores de las diligencias, se agotaron todas y cada una de las vías de investigación.

 

Tras un "minucioso análisis" y con los indicios obtenidos los investigadores llegaron a la conclusión de que la autoría correspondería a una persona que había sido despedida de la empresa, concretamente su contrato expiró dos días antes de los hechos, aunque el despido se le había comunicado con 15 días de anterioridad, lo que "pudiera haber sido fundamental para la planificación del hecho a la postre cometido".

 

Finalmente, la Guardia Civil ha procedido este jueves a la detención de la mujer, que según han señalado fuentes de la Delegación del Gobierno en Castilla y León se ha negado a prestar declaración y ha quedado en libertad con cargos posteriormente al considerar la juez que no existía riesgo de fuga.

 

Además, se ha practicado un registro en su domicilio en la localidad de Villaescusa de Roa, mientras que se procedió a investigar a su pareja sentimental por una posible relación con los mismos hechos, quien ha quedado en libertad.

 

La Guardia Civil instruye las diligencias que han sido remitidas al Juzgado de Instrucción nº 5 de Valladolid.

Contador