Detenidas cinco personas y aprehendidos 90 kilos de hachís en una operación policial en la A-1

Hachís aprehendido por la Guardia Civil.
EUROPA PRESS
Publicado 21/12/2018 13:12:07CET

BURGOS, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha detenido a cinco personas de entre 25 y 31 años, cuatro de origen magreví y nacional francesa y una de nacionalidad portuguesa, como presuntos autores de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas en el marco de una operación policial desarrollada en el corredor de la A-1, en la provincia de Burgos, según ha señalado este viernes el subdelegado del Gobierno, Pedro de la Fuente.

La operación, en la que se han aprehendido 90 kilos de hachís, se desarrollaba en la madrugada del pasado martes, sobre la 1.45 horas, cunado la Guardia Civil desplegaba un dispositivo de seguridad vial en la comarca del Arlanza, a la altura de la localidad de Lerma.

En este dispositivo se detenía a un vehículo que circulaba en sentido norte con cuatro ocupantes a los que se identificaba, sin que levantase mayor sospecha a los agentes, mientras que un segundo coche, con un único ocupante, se detenía unos kilómetros antes del punto del operativo en el arcén y su conductor depositaba detrás del guardarraíles varios bultos.

Acto seguido, el individuo volvía al interior del vehículo y, marcha atrás, trataba de abandonar la autovía por una de las salidas próximas, lo que alertó a la Guardia Civil y a varios conductores que circulaban en ese momento por la A-1.

Entonces, varios agentes interceptaron el vehículo y lo condujeron hasta el punto kilométrico del operativo, donde aún permanecía el primer coche, al que se dejó continuar la marcha, después de que no se relacionase en un primer momento a ambos.

Tras identificar al conductor del segundo vehículo y comprobar los datos de éste, se comprobó que el titular del coche circulaba en el primer vehículo, que ahora se sabe que funcionaba como lanzadera, por lo que se alertó a más agentes, que le dieron el alta a la altura de Miranda de Ebro.

Los detenidos, que responden a las iniciales, S.

D.

P, A.

H.

M, A.

B., B.

B.

A y Y.

G., transportaban 90 kilos de hachís en fardos de 30 kilos cada uno con un valor aproximado de 150.000 euros, que podría haber alcanzado los 500.000 euros tras su dosificación.

Contador