Detenido el hijo de la mujer hallada muerta en León

Actualizado 25/02/2015 18:41:51 CET

LEÓN, 25 (EUROPA PRESS)

Efectivos de la Guardia Civil han detenido pasadas las 8.00 horas de este miércoles, en Puente Villarente (León), al hijo de la mujer hallada muerta de forma violenta el martes en su domicilio de León, como presunto responsable de los hechos y al que se le atribuye un delito de homicidio.

Se trata un varón de 43 años de edad y con domicilio en León, e hijo de la mujer de 68 años que fue encontrada sobre las 13.45 horas del martes con varias heridas en la cabeza, en su domicilio situado en la calle Palacio Valdés de la capital, han informado fuentes de la Subdelegación del Gobierno.

Tras la práctica de las primeras diligencias y lectura de derechos, el detenido ha sido puesto a disposición del Cuerpo Nacional de Policía de la Comisaría de León. En estos momentos, se encuentra prestando declaración.

Una vez concluyan las diligencias de investigación para el total esclarecimiento de los hechos, será puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de León, que instruye diligencias bajo secreto de las actuaciones.

La sala del 091 de la Comisaría de León recibió el aviso sobre la posible muerte violenta de una persona sobre las 13.45 horas del martes y, posteriormente, dio inmediata comunicación al Juzgado de Guardia, han informado fuentes de la Subdelegación del Gobierno.

El hallazgo se produjo minutos antes de las 13.17 horas, cuando una llamada al 112 ha advertido de que un familiar había encontrado en el suelo y ensangrentado el cadáver de la mujer, hasta cuyo domicilio se habían desplazado al no lograr contactar con ella.

El cuerpo de la víctima se encontraba en una vivienda del número 1 de la calle Palacio Valdés de la capital leonesa, hasta donde se ha desplazado una ambulancia de soporte vital básico con un médico de Atención Primaria, que ha certificado el fallecimiento de la mujer.

En el lugar de los hechos se constituyó la Comisión Judicial y, tras el reconocimiento del cuerpo por parte del médico forense, se ordenó el levantamiento del cadáver y su traslado al Instituto de Medicina Legal para la práctica de la autopsia.