Actualizado 30/04/2012 21:13 CET

Inma Chacón cree que cuando los hijos se eduquen en igualdad y tolerancia y lo "entiendan" cesará la violencia machista

La Narradora Y Poeta Inma Chacón Con Su Último Libro 'Tiempo De Arena'.
EUROPA PRESS

Considera que las mujeres han alcanzado una igualdad en las leyes pero aún queda "camino por recorrer" para equipararse al hombre

VALLADOLID, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

La escritora Inma Chacón ha pedido un esfuerzo de todos para educar a los hijos en igualdad, respeto, "sabiendo que nadie pertenece a nadie" y que la convivencia se basa en el respeto y la tolerancia porque considera que cuando "entiendan" todo esto "dejará de haber violencia machista".

Chacón se ha expresado así en el marco de una rueda de prensa en la 45 edición de la Feria del Libro de Valladolid, en la que ha firmado ejemplares de su última novela 'Tiempo de arena', finalista del Premio Planeta 2011, en la que trata el tema de la masonería femenina y la lucha por la igualdad.

La escritora pacense considera que es "terrible" el número de fallecidas víctimas de violencia machista, que a su juicio es "uno de los problemas más grandes de la sociedad".

Precisamente en referencia a la situación de la mujer en relación a hace cien años, época que ha investigado para la realización de su última novela, Chacón asegura que han cambiado muchas cosas y, desde el punto de vista legal, las mujeres han alcanzado la igualdad con el hombre.

Sin embargo, cree que a la mujer le queda un "largo camino que recorrer" para ocupar determinados puestos y equipararse al hombre porque no ha logrado "romper" lo que se ha dado en llamar "techo de cristal" que hace que la presencia de mujeres sea muy reducida en ámbitos como el mundo empresarial y los consejos de administración e incluso en la política, donde ve que hay mucha más presencia, pero no tanta en los órganos de poder de los partidos.

Por el contrario, en el ámbito de la literatura considera que ya se ha avanzado "muchísimo" y hay muchas escritoras, pero ha recordado que a finales del siglo XIX-XX éstas publicaban bajo pseudónimo de hombres porque de lo contrario no lograban publicar e incluso había quienes escribían y la obra la firmaba el marido.

Sin embargo, en la actualidad no cree que haya discriminación e incluso afirma que "el mundo de la literatura es muy femenino".

LAS MUJERES COMO "ESTORBO"

Chacón cree que en algunos momentos de la historia se ha "perdido en la memoria" el nombre de algunas mujeres como Carmen de Burgos, que era "conocidísima" periodista de su época (finales del siglo XIX) porque hay momentos en los que "las mujeres son un estorbo".

Así, ha recordado que en la II Guerra Mundial se las enviaba a las fábricas porque los hombres tenían que ir al frente pero luego se les adjudicó otra vez el papel doméstico "exclusivamente" y cree que el hombre en general ha sido "reticente" a que la mujer ocupe determinados puestos.

Por ello, ha explicado que aunque se ha avanzado hay aún cierta reticencia que impide que se alcancen determinados puestos a pesar de que, por ejemplo, en la universidad haya mayoría de alumnas. Chacón cree que también es una cuestión de enfoque, no cree que deba hacerse una comparación porque todos son iguales y se debería de acceder "a los mismos puestos" con mismos sueldos.

La escritora, que también ha hecho una primera "incursión" en la literatura juvenil con 'Nick: una historia de redes y mentiras', ha hecho una defensa "absoluta" de las redes sociales, de las que parte esta novela.

Inma Chacón cree que es una forma de "socialización" al margen del "tú a tú" que fortalece las relaciones con el mundo físico de los jóvenes, que además las "controlan" mejor de lo que piensan los mayores y es "uno de los grandes inventos de la historia".

En este contexto, ha aprovechado para hacer una defensa del libro electrónico, del que ha reclamado una bajada de su precio y que cree que está condenado a convivir con el libro en papel porque cada uno tiene "su función".