Publicado 26/11/2021 12:55CET

Investigado un vecino de Burgos cuyo perro atacó a una vecina y su mascota, que finalmente falleció

American Staffordshire Terrier.
American Staffordshire Terrier. - GUARDIA CIVIL

   BURGOS, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La Guardia Civil de Burgos ha investigado a O.J.G.M., de 46 años, cuya mascota, un perro de raza peligrosa, se abalanzó sobre la mascota de los vecinos de la vivienda contigua, causando heridas tanto a la dueña como a la mascota, que finalmente falleció.

   Así, se le considera como presunto autor de un delito de lesiones y otro de maltrato animal doméstico, cometidos ambos, conforme a las indicaciones de la Sección de Medio Ambiente de la Fiscalía General del Estado, bajo la figura delictiva de comisión por omisión'.

   Los hechos ocurrieron el pasado mes de octubre en una localidad de Las Merindades, cuando el perro de un vecino, de raza peligrosa, saltó la valla que separaba dos viviendas y atacó a la mascota de la casa contigua.

   Para protegerla su dueña la cogió en brazos, pero no pudo evitar un segundo ataque en el que ella misma resultó con lesiones por mordedura en las manos. Así, mascota y dueña tuvieron que recibir asistencia facultativa y tratamiento posterior. El animal herido, tras un largo postoperatorio, finalmente falleció.

   El personal del Seprona abrió una investigación para verificar y esclarecer los hechos, comprobando los términos de la denuncia y que el propietario del cánido atacante --un ejemplar mestizo de American Staffordshire Terrier-- cumplía con los requisitos y la normativa legal para la tenencia de este grupo de perros así como con la sanitaria, comprobación que se saldó favorablemente.

FIGURA DELICTIVA DE COMISIÓN POR OMISIÓN

   Conforme a las indicaciones de la Sección de Medio Ambiente de la Fiscalía General del Estado, el propietario del perro potencialmente peligroso ha sido investigado bajo la figura delictiva de "comisión por omisión", como presunto autor de los delitos de lesiones y de maltrato animal.

   Esto ocurre cuando una persona que tiene el deber de custodiar o mantener bajo control un animal potencialmente peligroso comete la dejadez de estas funciones de salvaguarda, ocasionando que el animal cause unos daños o lesiones que serán imputados al propietario.

   Además de las múltiples campañas en éste ámbito, en el marco de la Operación Can que desarrolla anualmente el Cuerpo desde 2016, la Guardia Civil también verifica y controla rutinaria y visualmente de manera preventiva, el buen estado sanitario de los animales de compañía, el implante de microchips, las cartillas sanitarias y las vacunaciones, así como que, en el caso de las estas razas peligrosas, se cumple con la específica normativa al respecto.

LEGISLACIÓN ESPAÑOLA SOBRE PERROS POTENCIALMENTE PELIGROSOS

   En España, actualmente se contemplan ocho razas de perros potencialmente peligrosos, y es el Real Decreto 28/2002, de 22 de marzo, el que desarrolla la ley 50/1999, de 23 de diciembre, sobre el régimen jurídico de la tenencia de animales potencialmente peligrosos, ley que aborda la regulación normativa referente a la tenencia, adiestramiento y manejo de animales potencialmente peligrosos, al objeto de reservar la seguridad de personas, bienes y otros animales.

Para leer más