Martínez Majo despide un 2018 "positivo" tras trabajar "mucho" de forma "consensuada"

Juan Martínez Majo
EUROPA PRESS
Actualizado 31/12/2018 13:14:32 CET

LEÓN, 31 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Diputación de León, Juan Martínez Majo, cree que el balance general del año que concluye es "positivo" porque han conseguido trabajar "mucho" de forma "consensuada" con el resto de grupos políticos de la institución provincial.

Así lo ha manifestado en una entrevista concedida a Europa Press en la que ha valorado y analizado la actividad de la Diputación, así como la de la provincia leonesa durante el 2018.

En ese sentido, ha señalado que la Junta de Portavoces ha sido un elemento que "ha determinado los repartos objetivos, claros y transparentes de los diversos planes que tiene la Diputación fundamentalmente en obras y servicios".

Entre los positivos, el presidente de la Diputación se ha quedado con el Plan de Cooperación que en el ejercicio del 2018 estaba previsto con 16,3 millones de euros y que consiguieron multiplicar por tres tras la liquidación, de forma que el Plan ha acabado con un presupuesto cercano a los 50 millones de euros que "han ido para los ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes de la provincia".

Majo ha resaltado que "es la primera vez en la vida que se pone una cantidad tan grande de dinero en manos de los ayuntamientos para que cubran las necesidades y servicios que tengan". Una medida que tiene la finalidad de que "no haya ciudadanos de primera y de segunda", así como para "intentar mejorar la calidad de vida en el medio rural que es la razón de ser de la Diputación".

No obstante, ha reconocido que la "complejidad" que introdujo en el pasado mes de marzo la nueva Ley de Contratos del Sector Público ha sido "muy grande" para la fase de contratación o ejecución de los proyectos de éste y otros planes de la Diputación. Sin embargo, considera que han dado el plazo "suficiente" para que los ayuntamientos puedan realizar esas obras, incluso dentro del 2019.

Majo también ha destacado que durante este ejercicio han aumentado la financiación que destinan a los consistorios de la provincia para realizar las obras, puesto que "históricamente se subvencionaba entre el 70 o 80 por ciento y este año ha ido hasta el 95 por ciento", con lo que "el ayuntamiento sólo tiene que suplementar un cinco por ciento".

Igualmente, ha apuntado que la institución ha aumentado las subvenciones que destinan al área de servicios sociales, como a la ayuda a domicilio o tareas de asistencia; además de mantener las líneas tradicionales de actuación a través de convenios con las asociaciones y colectivos de ámbito social.

El presidente también ha destacado que han conseguido "liberar recursos para el futuro", puesto que han logrado durante este ejercicio reducir a cero la deuda de la Institución que era de 2,3 millones a comienzos del 2018 y que ha sido amortizada a través de una serie de remanentes. De hecho, estima que esta situación permitirá a la Diputación "cubrir y prestar los servicios y necesidades que surjan el futuro".

EL SEPEIS COMO OBJETIVO

Por otro lado, Majo ha explicado que el principal "escollo" de la Diputación durante el 2018 ha sido "no ser capaces de concluir lo que es el Servicio de Extinción, Prevención de Incendios y Salvamento (SEPEIS) de la provincia".

El presidente de la Diputación ha admitido que no han sido capaces de hacerlo con la "celeridad" que les hubiera gustado, pero ha afirmado que "en esta legislatura va a quedar todo encauzado y contratado para que en 2019 puede estar en funcionamiento".

Majo ha recordado que el SEPEIS plantea seis parques de bomberos provinciales que en total contarán con una plantilla de 84 trabajadores (nueve funcionarios y 75 bomberos) y tendrá una inversión cercana a los nueve millones de euros. Al respecto, ha aseverado que "ninguna otra provincia de la Comunidad va a tener un sistema de implantación de este tipo como el que va a tener León".

Sin embargo, ha subrayado que "esté quien esté en la próxima legislatura tendrá que seguir con el desarrollo del proyecto", ya que estima que en caso de producirse un incendio "va a ser difícil que con los seis parques, más los de León y Ponferrada con los que se intentan cerrar acuerdos, se llegue a las zonas que quedan en la periferia".

Asimismo, Majo también ha anunciado que intentarán realizar acuerdos con provincias limítrofes como Palencia, Zamora o Asturias para intentar llegar a esas zonas que queden lejos de los parques de bomberos y para que la distancia a lo hora de responder ante un incendio no sea superior de 30 minutos.

Además de ver el SEPEIS terminado, para el presidente de la Diputación "quedan otras cosas por hacer"; como mejorar la red provincial de carreteras de la que considera que el 30 por ciento está en estado "deficiente", o "colaborar más con los ayuntamientos codo con codo para intentar hacer del medio rural un lugar digno y apetecible para vivir".

"PREOCUPACIÓN" POR LA DESPOBLACIÓN

El presidente de la Diputación ha mostrado también su "enorme preocupación" por el problema de la despoblación y del crecimiento vegetativo negativo que sufre la provincia leonesa, ya que piensa que "no es lo mismo que una ciudad de 130.000 habitantes pierda 500 personas, que un pueblo de 100 habitantes pierda 10 personas".

En ese sentido, Majo ha asegurado que "es una realidad que está ahí, pero no es sólo de León, es de España y de Europa". Por eso, cree que desde la Institución provincial "hay que intentar mejorar las condiciones de vida del medio rural y de ahí viene la colaboración permanente con los ayuntamientos".

Para ello, una de las iniciativas llevadas a cabo por la Diputación durante este año ha sido la de intentar hacer llegar el internet a todos los pueblos, algo en lo que trabajan según Majo y para lo que destinarán 300.000 euros del presupuesto de 2019 porque "la conectividad es algo que las empresas y particulares necesitan más que nada".

"Si alguien quiere asentarse en el medio rural y no tiene conectividad es muy difícil que puedan establecer un negocio", ha enfatizado el presidente. Por eso, espera que el Gobierno del PSOE apueste también por el mundo rural para que pueda fijar población, ya que considera que "si son importantes las carreteras, tanto o más lo son las vías de telecomunicación".

APOSTAR POR LEÓN

Por otra parte, para Juan Martínez Majo "tanto administraciones, empresas como los leoneses tenemos que creer en nosotros mismos". Esta es una de las condiciones que entiende que necesita la provincia leonesa para mejorar en materia laboral y económica.

El presidente de la Institución ve "lógicas" las reivindicaciones realizadas por los sindicatos (que cree que tiene su origen en el conflicto de Vestas) para reclamar futuro ante la situación que atraviesa la provincia, como por ejemplo con el fin decretado de la minería, entre otros motivos, y para lo que exigen un plan de reindustrialización.

No obstante, a su juicio "hay que desarrollar y potenciar los posibilidades que ofrece León" que "es lo que trata de hacer la Diputación en la medida de los posible aunque es una administración muy pequeñita al lado de la Junta o del Estado".

Por ello, ha asegurado que es "muy importante" desarrollar los recursos endógenos de la provincia y ver las "potencialidades" de cada territorio. En esa misma línea, ha afirmado que el turismo es un factor relevante, pero "no es la panacea aunque tengan unas capacidades impresionantes solamente en medio ambiente, patrimonio o gastronomía".

"No van a venir siempre maravillosas y grandes empresas de fuera que creen 300 puestos de trabajo", ha señalado Majo. Por eso, opina que en la provincia se debe continuar con el impulso del sector agroalimentario "como ha hecho la Diputación a lo largo de los últimos 30 años y que ha permitido que entre agricultura, ganadería y sector de transformación haya más o menos 15.000 empleos directamente vinculados".

Contador