Publicado 29/10/2015 19:37CET

La Oscyl pondrá música mañana a 'El acorazado Potemkin' para celebrar el 90 aniversario del estreno del filme

VALLADOLID, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Orquesta Sinfónica de Castilla y León (OSCyL) pondrá este viernes música a 'El acorazado Potemkin' para celebrar el 90 aniversario del estreno del filme, un concierto extraordinario programado en colaboración con la Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci).

La agrupación interpretará en directo la banda sonora de la cinta, dirigida por Sergei M. Eisenstein, mientras se proyecta la película. La música original de 'El acorazado Potemkin', pionera para la época en que se escribió por los recursos armónicos empleados, es obra del austríaco Edmund Meisel.

El concierto, programado por la Consejería de Cultura y Turismo en colaboración con la cita cinematográfica, tendrá por escenadrio la Sala Sinfónica del Centro Cultural Miguel Delibes, a las 20.00 horas.

Lo dirigirá el británico Damian Iorio, uno de los directores jóvenes más valorados del momento. Las entradas, con precios que oscilan entre los 14 y los 22 euros, pueden adquirirse en las taquillas del CCMD, en el centro de Recursos Turísticos de la Acera de Recoletos y en www.auditoriomigueldelibes.com.

Considerada como una de las grandes obras maestras del período mudo y, por extensión, de la historia del cine, 'El acorazado Potemkin' se estrenó en Moscú en 1925.

Eisenstein materializó en ella toda una nueva teoría del montaje cinematográfico, logrando plasmar sobre la pantalla avances técnicos y estéticos que trascienden el puro marco ideológico y político en el que se gestó el filme, que conmemoraba el vigésimo aniversario de los primeros conatos revolucionarios.

Al año siguiente de su estreno, la película llegó a Berlín, para lo que se encargó a Meisel la composición de una banda sonora destinada específicamente a acompañar la proyección de la cinta.

La compuso en tan sólo 12 días, tras terminar la censura a la que estaba sometida la película. Una partitura pionera para la época en que fue escrita, pues el autor no se limitó a subrayar la acción que se desarrolla en la pantalla, sino que logró fusionar música e imagen a través de audaces recursos armónicos que provocan en el espectador todo tipo de sensaciones, logrando una mayor implicación.

No es la primera vez que la OSCyL afronta una propuesta de estas características, ya que en octubre de 2014, en el marco de la 59ª edición de Seminci, interpretó la música de 'Blancanieves', de Pablo Berger, mientras se proyectaba la película, también en el CCMD.

En esa ocasión, fue el maestro Roman Gottwald quien se puso al frente de la orquesta en una propuesta que resultó un éxito de público y crítica.