Publicado 11/01/2016 18:12CET

PP cree que "no se han cumplido los objetivos" de la Fiesta de la Moto y que Puente ha "dividido" a los moteros

VALLADOLID, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Valladolid, Jesús Enríquez, ha asegurado este lunes que "no se han cumplido los objetivos" que considera que se marcó el alcalde, Óscar Puente, con la organización de la Fiesta de la Moto, pues no ha contado con el número de participantes previstos, sobre todo de aficionados de fuera la ciudad, ya que "el 90 por ciento eran vallisoletanos".

En declaraciones recogidas por Europa Press este lunes, el edil de la oposición ha reiterado que el PP apoya "cualquier evento que atraiga gente, consumo y recursos", pero ha considerado que antes de calificar como "éxito" la iniciativa del equipo de Gobierno habría que "saber cuánto ha costado" y hacer un estudio de "coste-beneficio".

En opinión del concejal 'popular' no se han cumplido los objetivos que se marcó el alcalde "sobre el número de inscritos ni de participantes", pues asegura que "apenas han acudido moteros extranjeros" y que el "90 por ciento" de los asistentes han sido vallisoletanos.

Asimismo, ha añadido que los conciertos, al menos los del viernes a los que asistieron varios concejales del Grupo Popular, estuvieron "desiertos" pese a que eran "muy buenos" y que los hoteles, que en las pasadas ediciones de Pingüinos estaban "completos" en la ciudad y "varios kilómetros a la redonda", ahora se han quedado "al 50 por ciento de su capacidad".

A ello, Enríquez ha sumado una crítica a la gestión "precipitada" por parte del equipo de Gobierno que, en su opinión, "ha sembrado la división" entre los clubes moteros y ha propiciado la convocatoria de "otra concentración en Cantalejo", respaldada por el todavía presidente de Turismoto --entidad que organizaba Pingüinos--, Mariano Parellada.

Enríquez, que ha reconocido que las "condiciones adversas de la meteorología no han ayudado", ha destacado que los aspectos positivos han sido la respuesta de los motoristas de Valladolid y la utilización del espacio de la Antigua Hípica, que se trata de consolidar como un lugar para acoger "eventos y público de fuera de la ciudad".

Por ello, ha reclamado posteriormente al equipo de Gobierno mediante un comunicado de prensa "que se ponga cuanto antes manos a la obra para mejorar las instalaciones y para blindar urbanísticamente el recinto y sus anejos", con el fin de que la concentración motera pueda recuperar "todo el esplendor perdido por la mala gestión del señor Puente".

Cabe recordar que la concentración Pingüinos se suspendió por primera vez en su edición de 2015, cuando aún gobernaba el Partido Popular en el Ayuntamiento.

Para leer más