Actualizado 23/09/2015 14:52 CET

El fallo en la impresión se achaca a la adaptación a la receta electrónica

VALLADOLID, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El consejero de Sanidad, Antonio Sáez Aguado, ha achacado los retrasos que se están registrando en los centros de salud de la Comunidad en la impresión de recetas a los problemas de adaptación del módulo de prescripción para avanzar en la receta electrónica.

   A preguntas de los periodistas en las Cortes de Castilla y León, Sáez Aguado ha aclarado que el funcionamiento del sistema Medora y el acceso a los datos clínicos de los pacientes sigue siendo "correcto" por lo que ha negado que se haya caído el sistema que, según ha insistido, "funciona bien".

   "Los cambios en el módulo de prescripción de la receta electrónica han hecho que se retrasara la impresión de recetas", ha explicado el consejero, quien, tras consultar con los servicios técnicos, ha precisado que el problema ha afectado inicialmente a cinco servidores de los que dependen "buena parte" de los centros de salud si bien ya se ha resuelto en tres.