Sindicatos anuncian movilizaciones en el concurso de pinchos de Valladolid

Sindicatos informan de la situación en el sector de la hostelería en Valladolid
EUROPA PRESS
Actualizado 25/10/2018 14:00:05 CET

Amenazan con demandar a la presidenta y la responsable de los hosteleros por "secuestrar" el acta constitutiva de la mesa negociadora

VALLADOLID, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos UGT y CCOO han anunciado movilizaciones durante la celebración del 5 al 7 de noviembre del XIV Concurso Nacional de Pinchos y Tapas y del II Campeonato Mundial de Tapas de Valladolid como protesta por la actitud "infantil" de "boicot" a la implantación del convenio colectivo firmado el pasado mes de abril y que afecta a 10.000 trabajadores y cerca de 8.000 empresas.

Así lo han anunciado este jueves los representantes de ambas organizaciones, que han acusado a la presidenta de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería (APEH), María José Hernández, y a la responsable del Departamento Jurídico y Fiscal, María Ángeles Aller, de "secuestrar" el acta constitutiva de la mesa negociadora, documento sin el cual no se puede registrar el convenio, como forma de "entorpecer su entrada en vigor".

En declaraciones recogidas por Europa Press, Marcos Gutiérrez, del sindicato Comisiones Obreras, ha mostrado una fotografía del acta constitutiva de la mesa negociadora, la cual presentaba, según ha defendido, un error en uno de los nombres, por lo que quedó bajo la custodia de las dos representantes de los hosteleros para su subsanación, si bien desde entonces "se niegan a entregarla con diferentes excusas", lo cual impide que se pueda aplicar este convenio acordado en abril con la oposición de APEH, lo que sin embargo no impidió su firma por contar con el visto bueno de la mayoría de la parte patronal por el apoyo al mismo de los representantes de los hoteles de la provincia.

Ante esto, Gutiérrez ha censurado la actitud "infantil" de los hosteleros al utilizar una "argucia" para "tratar de salirse con la suya", algo que los sindicatos no están "dispuestos a permitir", al tiempo que han descartado la posibilidad de una negociación nueva, pues defienden la validez de lo ya firmado, cuya vigencia no expiraría hasta 2022.

Por parte de UGT, Héctor Yagüez ha asegurado que en su trayectoria como representante sindical "jamás" se había topado con que la parte empresarial "niegue que estuvo allí" y ha advertido de que "el acta no es posesión de quien la custodia, sino de la mesa negociadora".

Ante esto, los sindicatos han amenazado con presentar una demanda civil, además de recurrir a otras instancias como la Inspección de Trabajo o el Servicio de Relaciones Laborales (Serla), contra Hernández y Aller por su negativa a entregar el acta, si bien su deseo es "que sea la propia mesa negociadora" la que la interponga.