Actualizado 12/07/2010 16:42 CET

El 80% de los terminales reciben cuidados paliativos en Catalunya

BARCELONA, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

El 79,4 por ciento de los enfermos con una enfermedad crónica avanzada y terminal reciben tratamientos paliativos en Catalunya, basados en fármacos opiáceos y un acompañamiento social, psicológico y sanitario, ya sea en su domicilio, en el hospital o en una unidad específica, según han revelado hoy la consellera de Salud de la Generalitat, Marina Geli, y la director del Plan Sociosanitario del Govern, Carmen Caja.

En rueda de prensa este lunes, Caja ha constatado que las organizaciones internacionales recomiendan la recepción de estos cuidados a un 60 por ciento de los pacientes con cáncer con pronóstico fatal y a entre un 30 y un 40 por ciento de pacientes no oncológicos pero que seguirán la misma evolución.

Pues bien, en Catalunya un 87 por ciento de los enfermos graves de cáncer reciben estos cuidados, así como un 61,4 de los que fallecerán de una insuficiencia cardíaca, respiratoria o renal, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, dolencias neuronales, Parkinson, Alzheimer y sida, superando así "con creces" los consejos internacionales, han señalado.

La consellera ha celebrado que estas cifras ponen de manifiesto la "aceptación", tanto de la sociedad catalana como de los profesionales, del modelo catalán de atención a los cuidados paliativos para los enfermos con pronóstico de no retorno, el 61 por ciento de los cuales los reciben en su hogar, a través del programa de atención domiciliaria (Pades) --hay 83 equipos--.

En 2008, fallecieron 59.474 personas en Catalunya, de las cuales aproximadamente 35.684 eran de enfermedades que desencadenaron una dolencia crónica evolutiva, como un tumor, Alzheimer, sida o una insuficiencia terminal.

Del conjunto de estos enfermos, un 65 por ciento --23.201-- recibieron una atención de cuidados paliativos de equipos especializados y que se dedican a este tipo de cuidados.

En 2009, 24.875 episodios también recibieron esta atención específica, por lo que se espera que el porcentaje aumente, a la espera del cierre de la cifra de mortalidad de 2009, ha apostillado Caja.

En cualquier caso, un 79,4 por ciento de los terminales recibieron estos cuidados, explicándose la diferencia de porcentajes por el hecho de que el 65 por ciento los recibió de equipos específicos de cuidados paliativos, mientras que el resto fue acompañado por parte de otros profesionales, por ejemplo, de atención primaria, que han sido formados para ello.

Caja ha constatado una "alta cobertura" de estos cuidados, que en 2007 atendieron a 21.129 personas; a 20.815 en 2006, y a 19.445, en 2005.

El director del Centro colaborador de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de Programas Públicos de Cuidados Paliativos en el Instituto Catalán de Oncología (ICO), Xavier Gómez-Batiste, ha negado cualquier sospecha de que en Catalunya no se hagan bien las cosas en este ámbito, tras el 'caso Leganés' en las urgencias del Hospital Severo Ochoa de Madrid.

"Todo lo contrario" porque la estrategia de cuidados paliativos está totalmente estructurada en Catalunya a través de protocolos y también equipos específicos para ejecutar estos tratamientos o esta formación.

CAMBIO DE TENDENCIA

Gómez-Batiste ha presumido que la comunidad catalana sea pionera en lo que se refiere a la dispensación de estos tratamientos en enfermedades no oncológicas, teniendo en cuenta que la mitad de las atenciones domiciliarias se hacen en pacientes con cáncer y la otra mitad en pacientes que no lo tienen.

"Hay que humanizar este acompañamiento para que los enfermos sean acompañados de la mejor forma y con el menor dolor posible en el caso de pronósticos de no retorno", ha remarcado la titular de Salud.

La edad media de las personas que participan de recursos específicos sociosanitarios de cuidados paliativos tiene entre 72 y 76 año. Desde 2005, los recursos destinados a estos programas han pasado de casi 25 millones a cerca de 35, ha remarcado Caja, que ha anunciado la próxima puesta en marcha de una página interactiva para que profesionales y enfermos puedan conocer las posibilidades.

Catalunya es observatorio de cuidados paliativos de la OMS, según ha insistido Geli, que ha defendido que la filosofía impregnen todo el sistema de forma transversal, en la atención primaria, hospitalaria y sociosanitaria.