Actualizado 07/06/2011 20:01 CET

ACR crea un nuevo modelo de construcción modular para adaptar las viviendas a las personas

El Presidente De ACR, Javier Osés
EUROPA PRESS

Prevé exportar el modelo a Polonia, Rumanía y Colombia

BARCELONA, 7 Jun. (EUROPA PRESS) -

La constructora ACR, con sede en Navarra, ha creado un nuevo modelo de construcción modular que se basa en adaptar el número de habitaciones de las viviendas a las necesidades de las familias y optimizar así el uso de los espacios habitacionales.

En la presentación del proyecto 'Acorde' en el Círculo Ecuestre de Barcelona, el presidente de la constructora, Javier Osés, ha explicado que en España existen cerca de 18 millones de habitaciones vacías, el 70% de las cuales ubicadas en zonas urbanas, a la vez que los jóvenes experimentan problemas por acceder a la vivienda.

Asimismo, se calcula que la media de habitaciones desocupadas por viviendas es de 2,26, y el coste del mantenimiento por habitación alcanza los 200 euros anuales, lo que se traduce en un exceso de coste de 2.520 millones.

Actualmente, existe un desequilibrio entre familias y viviendas, ya que mientras, según datos del Instituto Nacional de Estadística, el 88% de las familias están formadas por hasta cuatro personas, las viviendas con tres dormitorios suman el 33%, a la vez que las familias de dos personas suman un 46% y los pisos de un dormitorio suponen el 3%.

Además, mientras los hogares de cinco miembros o más suponían más de un 29% en 2007, este porcentaje se ha reducido hasta un 7,3% en 2007, y los hogares de un miembro han pasado del 8,5% en 1980 al 17,6% en 2007.

El proyecto Acorde se basa en la configuración de plantas a partir de módulos, cuyas dimensiones pueden variar en función del solar y de la normativa de cada comunidad autónoma, que aportan flexibilidad jurídica a las viviendas dándole al propietario la posibilidad de ampliar módulos o reducirlos mediante venta --en este caso los propietarios colindantes tienen preferencia-- o alquiler.

Por ejemplo, teniendo en cuenta una pensión media de jubilación (909 euros, según el INE), alquilar una vivienda de 45 metros cuadrados, partiendo de un piso de 90 metros dividido en dos, supone para el propietario un incremento en sus ingresos de 350 euros mensuales, lo que representa un 38,5% de su renta inicial.

No obstante, según el director de diversificación de negocio de ACR, Jorge Bustinza, este tipo de vivienda tiene un precio un 7% más caro que la vivienda tradicional a causa de las instalaciones.

ACR quiere iniciar la implantación de este modelo en Navarra, para después abrirse a otras comunidades como Madrid y Catalunya, aunque la expansión está en fase de estudio porque cada comunidad tiene una normativa de habitabilidad diferente.

La constructora también prevé cerrar acuerdos comerciales en Polonia, Rumanía y Colombia y extender el modelo de construcción modular fuera de España: "En cuanto cerremos un acuerdo, estamos preparados para empezar a construir en el plazo de un mes", ha señalado Bustinza.

ARC cerró 2010 con una facturación de 100 millones de euros --el 5% de las ventas proceden del exterior, principalmente Colombia-- y, según Bustinza, se prevé cerrar este año con 80 millones a causa de la tendencia de caída en el sector inmobiliario.