Actualizado 05/09/2009 18:31 CET

Alberto Fernández (PP) pide aplicar una ordenanza contra la prostitución en vez de hablar de leyes

BARCELONA, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández Díaz, reclamó hoy aplicar una ordenanza municipal que realmente prohíba la prostitución callejera en lugar de hablar de leyes.

En un comunicado, respondió así al alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, que pidió una ley que prohíba el ejercicio de la prostitución en la calle para luchar por la dignificación de espacios públicos como La Rambla con armas penales.

Para Fernández Díaz, lo que debería hacer Hereu es aplicar una ordenanza que prohíba la prostitución sin excepciones, con una actuación contundente de la Guardia Urbana, sancionando a las prostitutas y detectando las mafias que explotan a las mujeres.

Que Hereu pida una ley ahora, dijo, "es una cortina de humo que sirve para ocultar su negligencia y pasividad como alcalde", y preguntó por qué no ha pedido antes una regulación si ese era el problema.

El líder popular lamentó que el alcalde y su equipo "agraven y no resuelvan los problemas", pero además se dediquen a trasladar las responsabilidades a otras administraciones.

Tras la redada de esta noche, en la que 16 personas fueron detenidas --entre ellas cuatro prostitutas--, Fernández Díaz constató que los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana patrullando por las calles impiden la prostitución, lo que confirma la "irresponsabilidad y negligencia" de Hereu hasta ahora.

Y es que el popular subrayó que la actual ordenanza prohíbe la prostitución "de forma laxa, con excepciones que han amparado su ejercicio", y con tantas restricciones que la hacen ineficaz, sostuvo.

De hecho, aseguró que los servicios jurídicos del Ayuntamiento avalaron la petición de los populares para modificar la ordenanza y prohibir la prostitución "sin excepciones, de forma nítida y con la actuación de la Guardia Civil de forma inmediata".