Publicado 05/09/2020 14:11:01 +02:00CET

Barcelona destina 3,4 millones a adaptar las guarderías municipales a la pandemia

Guardería
Guardería - Jesús Hellín - Europa Press - Archivo

Se refuerzan un 35% las horas de personal de apoyo educativo y aumentan un 20% las de limpieza

BARCELONA, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Barcelona destinará 3,4 millones de euros "al conjunto de medidas temporales extraordinarias" para adaptar las 102 guarderías municipales a la pandemia de coronavirus, informa en un comunicado este sábado.

Su red de guarderías, gestionadas por el Institut Municipal d'Educació de Barcelona, iniciará el curso el 14 de septiembre con todas las medidas y un "acompañamiento específico tanto para los educadores como para las familias y sobre todo para los niños".

Ha desarrollado un plan para que el servicio de las guarderías sea óptimo tanto en el ámbito organizativo como de salud, teniendo en cuenta que la etapa 0-3 años "requiere una imprescindible relación estrecha entre la educadora y los niños y, por tanto, todas las medidas preservan esta atención próxima poniendo en el centro las necesidades de vínculo con los niños y niñas".

MÁS APOYO EDUCATIVO Y LIMPIEZA

Se reforzarán un 35% las horas de personal de apoyo educativo, tanto en el momento de acogida de la mañana como durante el día, y se incrementarán un 20% las horas de los servicios de limpieza, como medidas temporales asociadas a la pandemia.

Además, los grupos de clase serán estancos y no habrá contacto con el resto de los grupos de la escuela, los espacios compartidos se limitarán, se potenciarán también las actividades al aire libre y se "limitará el número de contactos de cada grupo, para minimizar riesgos y asegurar la trazabilidad de los contactos".

También se mantendrán las ratios establecidas por la Generalitat: 8 niños para los grupos de 0-1 años, 13 para los de 1-2 y 20 para los de 2-4, mientras que el Ayuntamiento asegura que "actualmente, la mitad de los grupos de niños más grandes no son de 20 sino de 18 ó 19, en función del tamaño de las aulas".

Para evitar que en las horas de acogida de la mañana se rompa la estanqueidad de los grupos se contratará una profesional de apoyo educativo de 8 a 9 horas para asegurar que cada uno de los grupos de las escuelas municipales tiene su educadora y no se mezclan.

Este refuerzo de personal temporal se complementará con tres horas más de educadoras de apoyo educativo durante el día, "para garantizar que se puede responder con mejores condiciones a las nuevas necesidades y medidas".

GRUPOS DE CONVIVENCIA

Durante la pandemia, "los grupos de convivencia de las guarderías serán los grupos de clase" y, por tanto, los niños no mantendrán contacto con otros niños de la escuela, porque cada grupo, además, tendrá asignada el educador y la persona de apoyo educativo.

Durante estas semanas se instalan materiales para dividir tanto los patios como otros espacios comunes, para que cada grupo tenga su aula, su segmento en los espacios compartidos del patio y la sala de usos múltiples y no pueda estar en contacto con niños de otros grupos.

DECLARACIÓN RESPONSABLE DE LOS PADRES

Al inicio del curso las familias deberán firmar una declaración responsable indicando que no llevarán su hijo a la escuela si su temperatura corporal supera los 37,5 grados o está aislado por positivo o espera el resultado de una PCR o convive con un diagnosticado en el virus o bien en cuarentena.

Todos los alumnos deberán limpiarse las manos cuando lleguen y antes de irse, antes y después de comer, antes y después del baño y después de estar en espacio exteriores, con un mínimo de cinco lavados durante la jornada.

Cada grupo comerá en su estancia en un espacio exclusivo que garantice las medidas preventivas, los baberos se guardarán de forma individual y en una bolsa cerrada y se lavarán cada día.

No se mezclará la ropa de los niños ni los objetos personales, que se guardarán tras su uso en la bolsa individual o en el armario de cada uno, así como las sábanas, y los colchones serán de uso exclusivo para cada niño.

La ventilación y desinfección estará garantizada y adaptada a las características de cada espacio y la limpieza se reforzará en puntos de contacto frecuente como pomos de las puertas, pasamanos y barandas.

PRUEBAS SEROLÓGICAS Y FORMACIÓN

Durante los días previos al inicio del curso, los educadores se harán un test serológico para minimizar los riesgos y, si el resultado es positivo, se sustituirán temporalmente.

Los espacios de reunión y trabajo del personal cumplirán las medidas de distanciamiento, será obligatoria la mascarilla y cada profesional deberá tener de ropa y calzado sólo en el centro.

Antes de comenzar el curso, la Agència de Salut Pública de Catalunya impartirá una formación a todas las direcciones y profesionales de las guarderías, donde se darán detalles de actuación ante posibles casos de infección y con un material que se quedará en el centro para que cada escuela lo consulte.

LAS FAMILIAS PODRÁN ACOMPAÑAR A LOS NIÑOS

Cada guardería habilitará los puntos de acceso para la entrada y la salida de las familias, garantizando las distancias para evitar aglomeraciones y, además, un profesional del centro velará por la circulación ordenada de personas en los momentos de mayor afluencia.

Se acordará un horario de entrada y salida con cada familia, para evitar la coincidencia de personas diferentes en un mismo momento y se recomendará a las familias de los niños de de 2 a 3 años que no lleven el cochecito a la escuela.

Solo un adulto podrá acompañar a cada niño hasta la puerta de acceso de cada estancia, usando mascarilla y respetando la distancia de seguridad con el resto de personas, y el proceso de adaptación de los niños del inicio de curso se podrá hacer aunque de una forma más lenta, estableciendo turnos de estancia en la escuela para que coincidan menos familias.

Cada escuela tendrá un espacio habilitado, fuera de la estancia del grupo, para facilitar la lactancia materna evitando el contacto con el resto de niños.

LA OFERTA HA CUBIERTO EL 64% DE SOLICITUDES

La oferta de plazas de la red de guarderías municipal de este curso ha cubierto el 64,2% de las solicitudes de matriculación, ocho puntos porcentuales más que el curso pasado, con bastante disparidad entre distritos.

Según los datos del Ayuntamiento, el porcentaje de demanda cubierta ha sido del 97,2% en Ciutat Vella, 48,9% en l'Eixample, 56,9% en Sants-Montjuïc, 51% en Nou Barris, 67,6% en Sant Andreu y 71,8% en Sant Martí.

Esta mejora en la tasa de cobertura de las guarderías se debe, según el Ayuntamiento, en primer lugar, al incremento en la oferta con 72 plazas más procedentes del nuevo centro Germanetes en el Eixample.

En segundo lugar, el fenómeno se explica por la reducción de un 13% en la demanda en el conjunto de la ciudad, producido principalmente en los distritos de Ciutat Vella y Nou Barris, con un 24% y un 20% menos de demanda, respectivamente.

El Consistorio también ha informado de que 2.115 familias que han preinscrito a sus hijos en alguna guardería municipal no han podido obtener la plaza.

También explica que el gobierno municipal "apuesta por unas guarderías inclusivas e integradoras", por lo que este año se ha registrado un aumento de la matriculación de niños con necesidades especiales, que representan el 4,6% (194 niños) del total.

MESA DE CIUDAD 'ESCOLES I COVID'

El Ayuntamiento ha convocado para el día 7 de septiembre la primera sesión de trabajo de la mesa de ciudad 'Escoles i Covid', con un grupo operativo reducido integrado por las administraciones educativas y sanitarias, profesorado, familias y alumnado.

El objetivo es hacer un seguimiento, compartir información y hacer valoraciones para mejorar las respuestas ante la situación de las escuelas en el contexto de la Covid, en un espacio de trabajo enmarcado en el Consell Educatiu Municipal de Barcelona que, inicialmente, tendrá periodicidad quincenal.

Contador

Para leer más