Actualizado 27/06/2014 08:18 CET

Catalunya, Andalucía y Canarias urgen a reformar la financiación

El conseller Andreu Mas-Colell
Foto: EUROPA PRESS

Madrid propone un sistema "transitorio" hasta que haya nuevo modelo para compensar a las más perjudicadas

   MADRID, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

Catalunya, Andalucía y Canarias han exigido al Gobierno central que ponga en marcha la reforma del sistema de financiación autonómica para que entre en vigor en 2015.

   Estas tres comunidades han pedido que la ponga en marcha tal y como se había comprometido, mientras que otras comunidades se han mostrado comprensivas con la dificultad para hacerlo en los próximos meses debido a la falta de recursos, como ha argumentado el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro.

   Pese a no estar incluido en el orden del día del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) que se ha celebrado este jueves, la reforma del sistema de financiación ha sido uno de los asuntos abordados en la reunión ante las críticas de varias comunidades por la paralización del proceso, que está siendo objeto de análisis en el seno de un grupo de trabajo creado para ello.

   "Le he preguntado y no tiene ninguna fecha, sólo se ha comprometido a que en el próximo Consejo se aporten las conclusiones de los grupos de trabajo sobre esta materia que ya se remitieron en marzo", ha lamentado la consejera de Hacienda de la Junta de Andalucía, María José Montero, quien ha asegurado que el ministro les ha trasladado que "mientras que no haya recursos no va a haber modelo de financiación".

   Desde Canarias, el consejero de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial, Domingo Berriel --que ha sustituido al consejero David González Ortiz porque éste no ha podido asistir--, ha pedido a Montoro que modifique ya el sistema de financiación de las comunidades autónomas porque estaba previsto que se hiciese a la vez que la reforma fiscal, y ha recordado que Canarias está "tremendamente perjudicada" por el sistema actual.

   A su entender, el ministro pretende aplazar esa revisión "hasta que haya más recursos", una postura que Canarias rechaza porque "se está encomendando todo a una recuperación económica que en este momento es incierta".

   También Catalunya ha censurado que no haya nuevo modelo, según ha explicado el conseller de Economía, Andreu Mas-Colell, que cree que el hecho de que el Gobierno haya anunciado que las entregas a cuenta se aumentarán en 3.900 millones de euros por el incremento de la recaudación demuestra que está dispuesto a seguir aplicando el sistema de financiación vigente.

   Otra de las comunidades que durante los últimos meses ha sido más exigente con un nuevo modelo ha sido la Comunidad de Madrid, que este jueves ha propuesto al Ministerio una solución "transitoria" consistente en incrementar el porcentaje de entregas a cuenta a las comunidades de un 98 a un 102 por ciento, que permitiría compensar a las regiones más perjudicadas hasta que haya un nuevo sistema.

NINGUNA CCAA VA A PERDER PARA QUE OTRA GANE

   Sin embargo, otras autonomías comprenden que la falta de recursos no hace posible reformar el modelo, aunque coinciden en que el actual sistema es malo para todas las comunidades.

   "Dadas las circunstancias económicas actuales, el Gobierno de España no está en disposición de poner más dinero para el conjunto de comunidades autónomas", ha asumido la consejera de Castilla y León, Pilar del Olmo, quien comprende que en este contexto no es posible reformar el modelo.

   "A algunas comunidades les corre mucha prisa porque piensan que van a tener más dinero con el nuevo modelo, pero nadie puede pensar que una comunidad va a perder para que otra gane porque nadie está bien financiado con el actual modelo -ha argumentado--. Que nadie piense que hay autonomías bien financiadas, es una falsedad".

   También la consejera de Hacienda de la Xunta de Galicia, Elena Muñoz, ha asegurado que el actual sistema es "malo" para su comunidad porque no recoge sus circunstancias excepcionales, pero entiende que "hay que elegir el momento". "Si el Gobierno dice que no hay más recursos para poner en el sistema, entendemos que puede no ser el momento adecuado", ha manifestado.

   De la misma forma, la consejera de Asturias, la socialista Dolores Carcedo, ha comprendido que no es oportuno abrir un debate para reformar la financiación porque "no hay más dinero", pese a que el actual sistema no contenta a ninguna autonomía. "Lo que hay que hacer es ponerse de acuerdo en el análisis del sistema actual", ha coincidido.

   También el consejero de Hacienda de Castilla-La Mancha, Arturo Romaní, ha hecho hincapié en los pasos que está dando el grupo de trabajo, en el que todas las autonomías están aportando su valoración sobre el sistema actual y proponiendo los aspectos que consideran fundamentales para el nuevo modelo.