Actualizado 25/06/2014 12:29 CET

El Círculo de Empresarios ve en la reforma fiscal solo una "rebaja selectiva" de impuestos

Izq: Josep Oliu, Mónica de Oriol y Xavier Sánchez (Esade)
EUROPA PRESS

Lamenta que no se haya aumentado la lucha contra el fraude

BARCELONA, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del Círculo de Empresarios, Mónica de Oriol, ha asegurado este miércoles que la reforma fiscal aprobada por el Gobierno central este viernes no puede considerarse reforma porque únicamente se trata de una "rebaja selectiva de impuestos".

Acompañada por el presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu, en el foro Mujer y Liderazgo, ha lamentado que la reforma no haya puesto más atención en la lucha contra el fraude fiscal en España, del que ha asegurado que es tan elevado por las barreras regulatorias del país y por "el círculo vicioso que se produce cuando los representantes públicos no cumplen con sus obligaciones.

También ha criticado que el Gobierno apruebe leyes y medidas fiscales que luego no se acaban aplicando, como deducciones enfocadas a las grandes empresas, y que "las pequeñas y medianas no saben como aplicarlas".

CONTRATO ÚNICO

De Oriol ha criticado la cantidad de contratos laborales que hay en España --se ha mostrado partidaria de simplificarlos en cuatro o cinco para evitar la sobreregulación-- y que algunos parados "sigan cobrando el subsidio y rechazando ofertas de trabajo".

Ha señalado que la reforma laboral se hizo para los trabajadores, pero no para que "los cinco millones de parados se reincorporen al mercado laboral", y ha criticado que los diferentes sectores únicamente piensen en sus intereses y exijan sus propias regulaciones.

"La CEOE y los sindicatos actúan como casta sectorial y son la herencia de los sindicatos verticales del franquismo. Un brazo más del Gobierno", ha declarado, y ha celebrado que estas organizaciones estén intentando cambiar.

MÁS FORMACIÓN PROFESIONAL

Ha lamentado que en España hay demasiados universitarios, y ha apostado por dificultar el acceso a la universidad e incentivar la Formación Profesional (FP) para evitar la sobreformación de algunos puestos de trabajo.

"Una prueba que pasan el 96% de los alumnos no puede considerarse de selectividad", ha declarado, y ha añadido que la marcha de jóvenes preparados es positiva porque volverán con un capital positivo para el país.

También ha criticado el nivel educativo de España por estar debajo por de la media de la OCDE, y ha lamentado el bajo nivel de idiomas: "En un país donde el turismo es la industria más grande, tener uno de los niveles de inglés más bajos de la UE no es comprensible".

UN 'PODEMOS' DE DERECHAS

Oliu ha elogiado la misión de De Oriol por presionar a las instituciones para mejorar la competitividad del país y donde la iniciativa privada tenga más peso, y ha bromeado con la creación de un "Podemos de derechas", que fuera en esta dirección.

En este sentido, De Oriol ha destacado que en España existe un silencio cultural con las estructuras de poder, y que hay "un miedo reverencial a la autoridad, que facilita la creación de la casta".

Asimismo, ha considerado "sanísima" la irrupción de una formación como Podemos porque refleja una sociedad con ganas de cambiar las cosas, pero ha criticado algunas de sus propuestas como la nacionalización de la banca.

Para leer más