Publicado 07/11/2020 19:15CET

Los comuns y la CUP critican el acto con casi 600 personas en la Sagrada Familia pese a la pandemia

La ceremonia de beatificación de Joan Roig Diggle en la Sagrada Familia
La ceremonia de beatificación de Joan Roig Diggle en la Sagrada Familia - G. SIMÓN - ARQUEBISBAT DE BARCELONA

   BARCELONA, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Los comuns y la CUP han criticado la celebración de la ceremonia de beatificación de Joan Roig Diggle con cerca de 600 personas este sábado en la basílica de la Sagrada Familia en Barcelona, que estaba permitida pese a las restricciones para evitar contagios de Covid-19.

   En un tuit recogido por Europa Press, la líder de los comuns en el Parlament, Jéssica Albiach, ha lamentado que se permita celebrar esta ceremonia mientras el sector cultural permanece cerrado: "¿Dónde está la coherencia de las restricciones?".

   "¿En el teatro entra el virus y en las iglesias no? Cuestión de prioridades, Alba Vergés", ha lamentado Albiach.

   En otro tuit, la CUP la calificado la situación de "privilegio eclesiástico: aquel que puede reunir a 600 personas un sábado en plena pandemia y toque de queda, y seguir sin pagar el IBI".

   Siguiendo las medidas sanitarias, el acto en la Sagrada Familia se ha celebrado a una capacidad reducida a un tercio del aforo, con distancia de seguridad y el uso de mascarillas y gel hidroalcohólico.

Contador