Publicado 15/02/2014 13:22:22 +01:00CET

Empiezan sin incidentes las afectaciones en el tráfico por la reforma de las Glòries

El intendente responsable de obras de la Guàrdia Urbana, Francisco Ruiz, y el je
EUROPA PRESS

BARCELONA, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

Las afectaciones en el tráfico provocadas por la reforma de la plaza de las Glòries han empezado este sábado sin incidentes, aunque a primera hora se han registrado una "cierta intensidad" de circulación en las inmediaciones.

Así lo han explicado en declaraciones a los medios en Barcelona el intendente responsable de obras de la Guàrdia Urbana, Francisco Ruiz, y el jefe de departamento de Coordinación de Obras en el Espacio Público del Ayuntamiento de Barcelona, Carles Chico.

Ruiz ha señalado que la circulación se ha vuelto más intensa y "con un poco de retención" en la calle Castillejos y en la avenida Meridiana pasado Aragón, por la afluencia de personas a enclaves como Els Encants y el centro comercial Glòries.

"Es posible que durante un par de días haya un cierto desconcierto", hasta que los ciudadanos no conozcan la nueva distribución del tráfico alrededor de lo que, hasta ahora, era una rotonda, ha estimado.

Chico ha afirmado que se trata de un día importante para un proyecto que busca convertir la plaza de las Glòries en una "nueva área de centralidad" de la capital catalana, pacificando el tráfico en esta zona y aprovechando el Eixample para desviar el tráfico.

La iniciativa prevé urbanizar el entorno de la plaza y convertirla "en un espacio para las personas, pacificado y mucho más amable", ha concluido.

CAMBIOS

Este sábado se ha anulado el tráfico en parte de la ronda inferior, y el 22 de febrero se prevé que empiecen las labores de demolición del anillo viario que se construyó a principios de los años 90.

El objetivo del Ayuntamiento es que entre febrero y junio, se suprima el tráfico en la rotonda en sentido mar, mientras se deconstruye el tambor en este lado, y a partir de verano, desviar de nuevo el tráfico para demoler el resto del anillo.

La entrada a Barcelona desde la Gran Via se efectuará en los próximos meses por la rotonda inferior, donde habrá semáforos, y la salida se hará por la mitad del tambor en sentido montaña.

Con tal de reducir la circulación que pasa por Glòries, también se habilita una anilla cuadrangular para absorber el tráfico entre las calles Castillejos, Aragó, Independència, Badajoz y Bolivia.