Actualizado 05/07/2016 19:17 CET

El Govern devolverá los bienes de Sijena provisionalmente

SIXENA
EUROPA PRESS/REMITIDO

   Vila ve un "atentado cultural" trasladar las pinturas murales románicas del MNAC a Aragón

   BARCELONA, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La Generalitat devolverá los 97 bienes del Monasterio de Sijena en ejecución del fallo del juzgado de Huesca que ha obligado un retorno provisional de las piezas de arte sacro, a la espera de una sentencia definitiva, si bien el Govern ve difícil que ello suceda antes del 25 de julio, y seguirá luchando en los tribunales para su conservación en Catalunya.

   Lo ha anunciado este martes el conseller de Cultura de la Generalitat, Santi Vila, en una atención a los medios en el Museu Nacional d'Art de Catalunya (MNAC), donde ha dicho que previa salida de estos bienes se requiere un informe preceptivo de la Junta de Museus de Catalunya --convocada para el 13 de julio-- y una descatalogación de estos bienes patrimoniales por parte de la Conselleria de Economía.

   "Se trata de dos trámites absolutamente preceptivos, que condicionan el cumplimiento de la resolución judicial" que obliga a una devolución de las piezas antes de la fecha del 25 de julio --ordenada por el Juzgado de Instrucción 1 de Huesca--, previa presentación de un plan de traslado y conservación de las obras.

   El conseller de Cultura ha recordado que el conflicto por bienes del Monasterio de Sijena se dirime ahora en los tribunales a través de dos litigios distintos: uno relativo a las 97 obras, que se encuentran en el MNAC y el Museu de Lleida, y el otro sobre las pinturas murales románicas del siglo XIII.

   Sobre las pinturas murales, Vila ha sido contundente al considerar que vería una "temeridad y un atentado cultural" el traslado de estos murales que, en ningún caso, fueron expoliados, sino que fueron trasladados tras ser calcinados en 1936 en una operación de salvaguarda, en la que participó el padre del actual alcalde de Villanueva de Sijena.

RIESGO INFINITO

   Al lado del teniente de alcalde de Cultura del Ayuntamiento de Barcelona, Jaume Collboni, el director del MNAC, Pepe Serra, ha destacado que el debate: "No se trata de si se puede trasladar o no, esta es una pregunta trampa; se trata de que el riesgo es infinito para un beneficio muy escaso, cuando en cambio los beneficios de dejarlas aquí son infinitos".

   "Quien coloca estas obras en el mundo es el MNAC desde hace 80 años", ha subrayado Serra, que ha descartado ninguna razón objetiva para plantear la cuestión siquiera, ya que el retorno no sería del valor original, sino de los restos fragmentados conservados de forma excelente en el museo catalán, ha añadido.

(HABRÁ AMPLIACIÓN)