Iglesias ve “irresponsable” al independentismo pero rechaza la judicialización

David Zorrakino/Europa Press
Publicado 31/05/2019 14:59:03CET

Defiende una "España policéntrica" y aprovechar al talento emprendedor catalán y vasco

SITGES (BARCELONA), 31 May. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha sostenido este viernes ante empresarios catalanes que ve "irresponsables" a las formaciones políticas independentistas pero rechaza la judicialización del conflicto.

Lo ha dicho en la XXXV Reunión del Círculo de Economía, que se celebra en Sitges patrocinada por el Consorcio de la Zona Franca de Barcelona (CZFB), Caixabank y KPMG, al ser preguntado por los líderes independentistas encarcelados.

Iglesias ha subrayado que su formación no está de acuerdo con las opciones independentistas y ha criticado que han sido "irresponsables a la hora de decir ciertas cosas" a los ciudadanos, pero ha remarcado que no se puede ignorar de manera sistemática la opinión expresada por muchos catalanes.

"Lo hemos dicho muy claramente, la judicialización de un conflicto político no ayuda a su resolución", ha remarcado Iglesias y ha defendido que la excepcionalidad en España contribuye a que su imagen exterior no sea buena.

Ha sostenido que los políticos cobran un sueldo y no pueden "delegar la resolución de todos los problemas en los jueces" y ha asegurado que la solución de este conflicto pasa por la política.

"ESPAÑA POLICÉNTRICA"

Iglesias ha abogado por una "España policéntrica" en la que se tenga en cuenta sus diferentes talentos, como el catalán y el vasco, para que la economía del país funcione más eficientemente y se aproveche esta ventaja competitiva y no se entienda como una debilidad.

"España sigue teniendo una tarea histórica pendiente: la incorporación del talento emprendedor vasco y particularmente catalán en la dirección de país. Para nosotros esto no es un asunto de coyuntura", ha razonado Iglesias.

Ha argüido que esto permitirá "afrontar una confrontación política que puede tener consecuencias nefastas" tanto para las clases trabajadoras en Catalunya y el resto de España como para la expansión el talento emprendedor y empresarial.

"No necesitamos líderes políticos que hablen catalán en la intimidad", ha expuesto y ha defendido que prefiere que los partidos entiendan el valor y la riqueza que supone la pluralidad lingüística, nacional e identitaria que existe en España, hablen los idiomas que hablen.

En ese sentido, ha definido el Corredor Mediterráneo como una "apuesta estratégica como país" fundamental y que cuestiona el tradicional modelo radial, que ha recalcado que interesa a las viejas élites del centro de la Península.

Contador

Para leer más