Actualizado 11/02/2012 21:28 CET

Jordi Martí admite que liderar el PSC municipal no es un "cheque en blanco" para ser alcaldable

Jordi Martí
EUROPA PRESS

BARCELONA, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

El nuevo líder del PSC en el Ayuntamiento de Barcelona, Jordi Martí, ha admitido que su elección este sábado en el X congreso de la federació no es "un cheque en blanco" para ser alcaldable.

En una comparecencia tras ser elegido con todos los votos a favor menos dos abstenciones, ha agradecido la confianza de sus compañeros, aunque saber que deberá ganársela "en los próximos tres años", los que le quedan al partido en la oposición hasta las elecciones municipales de 2015.

Ha constatado que no se está eligiendo un candidato a la alcaldía, ya que, en la misma resolución que le ha elegido, se ha aprobado la celebración de unas elecciones primarias en 2015 para escoger alcaldable.