El Mercado de Sants reabre tras cinco años en obras

Actualizado 12/05/2014 9:15:19 CET

El Mercado de Sants reabre tras cinco años en obras

EL MIÉRCOLES

Actualizado 12/05/2014 9:15:19 CET

BARCELONA, 11 May. (EUROPA PRESS) -

El Mercado de Sants de Barcelona reabre este miércoles en su edificio original tras una remodelación integral que comenzó en 2009.

   Una remodelación durante la que las paradas se han ubicado en una carpa provisional en la cercana rambla de Badal, en Barcelona.

   El nuevo mercado destinará la mitad de sus 3.000 metros cuadrados a las nuevas paradas --36 de alimentación y catorce de ropa, complementos y accesorios para el hogar---, mientras que la otra mitad acogerá un supermercado Mercadona.

   Con una inversión de 9,8 millones aportada por el Ayuntamiento y los comerciantes, el edificio acoge nuevos servicios como un aparcamiento para clientes con 90 plazas, entrega a domicilio y climatización.

EFICIENCIA ENERGÉTICA

   Según ha señalado el Consistorio en un comunicado, se trata de un ejemplo de eficiencia energética, con un sistema de climatización a base de agua freática que ahorra una sexta parte de la energía que consumen los sistemas habituales de bomba de calor condensado por aire.

   La eficiencia se extiende al alumbrado interior, con sensores de presencia; un abastecimiento de agua a base de mecanismos reguladores en grifos y doble descarga en los lavabos, y aislamiento térmico en fachadas, techo y ventanas.

   Las obras de remodelación han supuesto la rehabilitación de la cubierta y los desguaces pluviales, la restauración de los ornamentos modernistas de la fachada, la reordenación de la sala de ventas y la habilitación en el subsuelo de tres plantas para carga, descarga y tratamiento de basuras.

ABIERTO TODO EL DÍA

   El horario, acordado por los comerciantes, será de 08.00 a 14.30 horas los lunes, de 08.00 a 20.30 horas de martes a viernes y de 08.00 a 15.00 y 17.00 a 20.00 horas los sábados.

   El mercado provisional de la rambla Badal se mantendrá durante quince días para que los comerciantes puedan recoger sus paradas, y el desmontaje de la carpa durará unas cuatro semanas tras las que se reinstalaran el mobiliario urbano y pavimento.