Miquel Valls dejará de presidir la Cámara de Barcelona en junio tras 17 años

Publicado 02/03/2019 16:57:49CET
Miquel Valls
David Zorrakino - Europa Press

BARCELONA, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Cámara de Barcelona, Miquel Valls, ha confirmado que a finales de junio dejará el cargo que ocupa desde 2002, y se ha mostrado neutral ante todos los candidatos a sucederle en las elecciones de mayo pero ha pedido que le suceda alguien con experiencia internacional y que se centre en defender a Barcelona.

En una entrevista de RNE-Ràdio 4 recogida por Europa Press, ha dicho que la Generalitat es quien implanta el voto electrónico en estas elecciones de las cámaras, pero deben organizarlo las cámaras: "Nos hubiera gustado que se hubiera encargado de todo" la Generalitat, ha dicho, y ha añadido que la responsabilidad de este sistema es del Govern por haberlo decidido.

Al hablar de la crisis haciendo balance de su gestión, ha agradecido al pleno, pero especialmente al equipo directivo y técnico, haber sabido "reinventar" la Cámara, porque en la crisis cayeron un 70% sus ingresos, ya que buena parte proceden de las empresas: hoy tiene resultados positivos desde 2015, patrimonio consolilado y liquidez, sin deudas.

Ha explicado que la gran afectación empresarial de la crisis y ha supuesto un cambio de la industria, "especialmente de la catalana, que ha tenido que adaptarse a la situación", porque es un enclave muy industrial.

OPTIMISTA

Pero es optimista porque hoy la industria catalana está adaptándose a la situación, con un momento "muy importante" de exportaciones e internacionalizándose.

Ha evocado el peor momento de la crisis económica para recordar que hubo acuerdo desde el primer momento con los gobiernos de Artur Mas y de José Montilla en que la solución estaba en la industria, en exportar, en internacionalizar y en la competividad.

"Y una parte importantísima que nos ha salvado es el turismo", porque permitió resistir, gracias a la excelente competitividad a nivel global, sobre todo de la ciudad de Barcelona, ha explicado.

También ha citado a Josep Lluís Bonet cuando, en el peor momento de la crisis, presidiendo Fira de Barcelona, ya decía que iba a aguantar quien exportara más, no quien se limitara al mercado interior.