Actualizado 05/04/2010 15:21 CET

Òmnium Cultural liderará una "respuesta" popular si el TC hace recortes

BARCELONA, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

La nueva presidenta de Òmnium Cultural, Muriel Casals, aseguró que vivirán como "una agresión cualquier cambio" que se le haga al Estatut desde que salió referendado en el Parlament de Catalunya, y se comprometió a liderar una "respuesta firme" del pueblo catalán si la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) es adversa, anunció en una entrevista con Europa Press.

Casals, que asumió el cargo el 20 de marzo tras celebrar unas elecciones a las que era única candidata, precisó que la institución --que el año que viene cumplirá 50 años-- defenderá siempre la voluntad del pueblo de Catalunya, sea cual sea ésta, y, en el caso del Estatut, estarán "muy atentos" a las resoluciones del TC. De hecho, tienen un espacio virtual llamado Observatorio del Estatut en el que expertos facilitan información sobre el texto y los ciudadanos pueden dejar sus opiniones.

De perfil economista, Casals se plantea introducir temas socioeconómicos en el debate cultural catalán porque, debido a la situación económica actual, teme que Catalunya esté yendo hacia un "modelo de gran finanza" y deje de lado "el genuino, de base productiva y con un sistema financiero que está a su servicio". "Hay que recuperar la industria; los países serios tienen una base industrial importante", apuntó.

En cuanto a la financiación, aseguró que lo más importante es que les vaya bien a las pymes, porque son las que dan más ocupación, observó. "Hay que recuperar lo bueno de la cultura económica de proximidad", dijo.

SÍ A LA LEY DEL CINE CATALÁN

Casals está a favor del proyecto de ley del cine catalán porque "asegura la libertad de mercado: con unos jugadores de fuerza tan dispar, no hay libertad", dijo en alusión a las 'majors' y a los distribuidores catalanes.

"La Generalitat no prohíbe sino que amplía el margen de libertad, propicia que podamos elegir" la lengua en que vemos cine, ya que actualmente solo un 3 por ciento de las películas estrenadas se dobladan o subtituladan al catalán, dijo.

Tras confesar que tiene "reticencias" a ver cine doblado en castellano, abogó por el doblaje en catalán porque es pedagógico, ya que al leer se aprende correctamente la lengua.

En cuanto a la inmigración que llega a Catalunya, Casals asumió que Catalunya, con los años, será "diferente" y que todos deben adaptarse, aunque pidió que los autóctonos no cambien al castellano de forma instantánea al hablar con un inmigrante, porque muchos ya entienden el idioma, y a éstos les pidió que no hagan que los catalanes tengan que hacer "el sacrificio de cambiar de lengua".