Puig quiere evitar que el crimen del Besòs desate una "espiral de violencia" entre colectivos

El Conseller Felip Puig, Joan Aregio (SCT) Y Sebastià Salvadó (Racc)
EUROPA PRESS
Actualizado 04/01/2012 13:18:59 CET

BARCELONA, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Interior, Felip Puig, ha valorado como un hecho puntual el asesinato este martes de un senegalés en el barrio barcelonés del Besòs, presuntamente a manos de una persona de etnia gitana, y aunque no cree que devenga en "una espiral de violencia" entre etnias y colectivos que viven en la zona tomarán precauciones .

En una rueda de prensa este miércoles tras firmar un acuerdo sobre intercambio de información viaria con el RACC, el conseller, pese a considerar que el crimen es un hecho individual, ha asegurado que los Mossos d'Esquadra "no bajarán la guardia", controlarán la zona todo el tiempo que sea necesario y trabajarán en contacto con los dos colectivos.

Puig no cree que se trate de un crimen racista, pese a que se originó a partir de una exprsión racista durante un partido de fútbol, y que fue el detonante de los enfrentamientos que acabaron con la muerte de un disparo en el pecho de un senegalés.

Los Mossos han detenido en total a cuatro miembros de una familia, de etnia gitana, por su implicación en este crimen, entre ellos el autor material del disparo, todos con un largo historial delictivo.

El crimen ocurrió alrededor de las 19 horas en la calle Palermo, donde tras una discusión, la víctima recibió un disparo en el pecho y murió poco después en el hospital.