Publicado 13/09/2021 13:00

Raquel Sánchez visita la factoría de Alstom en Santa Perpètua (Barcelona) junto con Táboas (Renfe)

La ministra de Transportes, Raquel Sánchez, en una visita a la fábrica de Alstom, junto con el presidente de Renfe, Isaías Táboas, y el de Alstom España, Leopoldo Maestu
La ministra de Transportes, Raquel Sánchez, en una visita a la fábrica de Alstom, junto con el presidente de Renfe, Isaías Táboas, y el de Alstom España, Leopoldo Maestu - David Oller - Europa Press

   Los nuevos trenes que prepara tienen un 20% más de plazas que los actuales

   SANTA PERPÈTUA DE MOGODA (BARCELONA), 13 Sep. (EUROPA PRESS) -

   La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha visitado este lunes la factoría de Alstom en Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona), junto con el presidente de Renfe, Isaías Táboas, y al presidente de Alstom España, Leopoldo Maestu.

   Lo ha hecho para "supervisar" el avance de la fabricación de 152 trenes encargada a Alstom --que ha supuesto una inversión de 1.447 millones de euros-- y, en la rueda de prensa posterior a la visita a la factoría, ha recordado que la renovación de la flota que Renfe puso en marcha en 2019 supone renovar el 50% de la flota de Cercanías y Media Distancia.

   Sánchez ha recordado que la de Alstom es "la mayor" adjudicación en la historia del ferrocarril en España, algo que demuestra la apuesta del Gobierno por el transporte sostenible y el compromiso con la mejora de cercanías, ha dicho textualmente.

   Ha defendido el transporte como uno de los principales tractores de la economía y ha asegurado que, con este encargo, se "fortalece el tejido industrial e la zona", porque más del 80% de los proveedores con los que trabaja Alstom son locales, según ella.

   Estos trenes tienen mayor capacidad, con al menos 900 plazas --un 20% más que los Civia actuales-- y son de longitud adaptable, más accesibles, con vestíbulos más amplios, zonas para bicicletas y carritos, conectados con wifi, tomas de corriente y USB y, por último, "configurables para evolucionar a conceptos de futuro".

   También ha asegurado que el ministerio pretende "favorecer la intermodalidad" para poder pasar fácilmente del tren al autobús, a la bicicleta o a las nuevas formas de movilidad personal, y cumplir así con los objetivos de lucha contra el cambio climático recogidos por el Mitma.

   Por último, ha asegurado que Renfe está haciendo "el mayor esfuerzo inversor de las últimas décadas" en cuanto a compra de material rodante para contribuir al impulso de la recuperación económica, con licitaciones que superan en conjunto los 3.500 millones de euros y que generarán alrededor de 52.000 nuevos empleos.

Más información