Actualizado 23/11/2011 22:46:31 +00:00 CET

Sant Cugat pone en marchar la primera calle inteligente de Catalunya

Sant Cugat Presenta La Primera Calle Inteligente De Catalunya
AYUNTAMIENTO SANT CUGAT DEL VALLÈS

SANT CUGAT DEL VALLÈS (BARCELONA), 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

Sant Cugat del Vallès (Barcelona) cuenta con la primera calle inteligente integral de Catalunya, capaz de gestionar diferentes servicios municipales mediante tecnologías de la información y la comunicación (TIC).

Se trata de una prueba piloto instalada en la calle Cèsar Martinell donde el aparcamiento, el alumbrado, el tráfico, el control ambiental, los residuos y las papeleras se gestionan mediante sensores que recopilan y tratan la información, que es transferida a los diferentes servicios que deben gestionarlos.

De este modo, paneles informativos avisan de los aparcamientos libres, las farolas se enciendes según la franja horaria y el paso de peatones, el riego se activa en función de la humedad de la tierra, los contenedores avisan a la empresa del estado de su capacidad y las papeleras compactan los residuos de manera automática y alertan de su volumen.

La iniciativa, impulsada por el Ayuntamiento y siete empresas punteras como Indra y Abertis, funciona a tiempo real y de manera continua para optimizar los recursos y por lo tanto reducir su gasto, tanto económico como ambiental.

"Nos preocupamos por la ciudad del futuro, pero también por el futuro de la ciudad", ha dicho la alcaldesa de Sant Cugat, Mercè Conesa, durante la inauguración de esta primera calle que debe convertir la ciudad en una "smart city".

Para ello, ha asegurado Conesa, es necesario conjugar en una apuesta público-privada "talento, tecnologías y territorio", aunque siempre al servicio del ciudadano que es la razón de ser.

La presentación también ha contado con el conseller de Territorio y Sostenibilidad, Lluís Recoder, quien ha puesto esta prueba piloto de Sant Cugat como ejemplo del "futuro", ya que demuestra que la tecnología es una herramienta al servicio del ciudadano, de la eficiencia en la gestión de los recursos y de la sostenibilidad ambiental.

La primera calle inteligente es fruto de un convenio firmado hace un año entre el Ayuntamiento y las empresas Indra y Abertis con el objetivo de impulsar la ciudad inteligente (Smart City), que se sustenta en el uso de las tecnologías para mejorar la eficiencia de los servicios, optimizar los recursos públicos y reducir el consumo de fuentes naturales.