4 de abril de 2020
 
Publicado 26/03/2020 14:38:06 +01:00CET

El sector de la construcción en Catalunya pide a Sánchez cesar las obras por el coronavirus

Varios obreros trabajan remodelando una calle durante el estado de alarma por coronavirus, en Barcelona
Varios obreros trabajan remodelando una calle durante el estado de alarma por coronavirus, en Barcelona - David Zorrakino - Europa Press

   Defiende que el sector no puede llevar a cabo las medidas de seguridad: "Es una utopía"

   BARCELONA, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El sector de la construcción en Catalunya ha enviado una carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la que le pide el cese de la actividad productiva en las obras, así como los instrumentos económicos necesarios para que las empresas del sector puedan sobreponerse a la paralización de la actividad por la crisis del coronavirus, ha informado el Gremi de Constructors d'Obres de Catalunya.

   La carta, enviada este miércoles, está firmada la Cambra Oficial de Contractistes d'Obres de Catalunya, la Federació de Gremis de la Construcció de Lleida, Foment per el Desenvolupament de la Construcció i Indústria Auxiliar de les Comarques Tarragonines, Federació d'Entitats Empresarials de la Construcció de Barcelona, Gremi d'Àrids de Catalunya, Gremi de Constructors d'Obres de Barcelona i Comarques y Unió d'Empresaris de la Construcció de Girona, todas ellas integradas en la Confederació Catalana de la Construcció.

   En la misiva, han sostenido que las obras de construcción deben ser consideradas como una actividad productiva que debe cesar: "Resulta casi imposible, y decir lo contrario es desconocer el funcionamiento del sector".

   En este sentido, han apuntado que el mantenimiento de la distancia de seguridad entre operarios en determinados trabajos o fases de obra, los desplazamientos en vehículos de menos de nueve plazas ocupados por una sola persona, la desinfección de herramientas y espacios usados por varias personas son medidas que suponen "más que retos para el sector, una utopía".

   Por ello, han defendido que preservar la salud de las personas debe estar por encima de todo, y con un sector sanitario cada vez más cercano al colapso global, debe irse algo más allá en la implementación de medidas adoptadas e incrementar el número de actividades que deben ser paralizadas.

PARAR OBRAS PÚBLICAS Y PRIVADAS

   Han asegurado que la mayoría de las obras en funcionamiento pueden posponerse por no ser un servicio esencial, por lo que deben adoptarse las medidas necesarias para decretar el cierre de todas aquellas obras, públicas o privadas, que no se estén realizando para atender una emergencia o que sirvan de auxilio o apoyo al trabajo desarrollado por el sector sanitario.

   Además, también han solicitado instrumentos económicos para que las empresas del sector puedan sobreponerse a las pérdidas que les produzca la paralización de la actividad por fuerza mayor.

   "Es necesario que, superada la crisis sanitaria, dispongamos de un sector, configurado por muchas y pequeñas empresas, que pueda preservar los puestos de trabajo y esté en disposición de arrancar de nuevo una actividad que ha demostrado contribuir en un importante porcentaje al PIB nacional", han señalado.

   El real decreto ley aprobado por el Gobierno indica que "el contratista podrá solicitar la suspensión del mismo desde que se produjera la situación de hecho que impide su prestación y hasta que dicha prestación pueda reanudarse", un artículo al que también se remite la Generalitat.

Contador

Para leer más