Actualizado 26/06/2014 07:51 CET

Sergi Belbel debuta en la dramaturgia de Pinter en el Grec

Fragmento de 'Vells temps', de Harold Pinter
Foto: DAVID RUANO/FESTIVAL GREC

BARCELONA, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El director teatral Sergi Belbel debutará en el Festival Grec de Barcelona el 2 de julio y hasta el 27 con su primera obra del dramaturgo londinense Harold Pinter.

   Del autor ha seleccionado el "triángulo minimalista" 'Vells temps' para interpretar en la Sala Beckett de Barcelona.

   Según ha explicado en rueda de prensa el director, su versión de esta obra respeta escrupulosamente todos los silencios planteados por el dramaturgo, manteniendo incluso su "carácter 'british'".

   Para el director, esta obra es "teatro en el que los actores están obligados a decir el texto con un cierto gusto por las palabras", ha asegurado Belbel, para lo que ha seleccionado en el reparto a actores que sepan respetar la exquisitez de la palabra: Carles Martínez --que ha interpretado cinco veces a Pinter--, Míriam Alamany y Sílvia Bel.

   "Tengo la sensación de que se verá enorme, muy grande", ha pronosticado Belbel, contento de llevar esta obra a la Sala Beckett por la relación que hubo entre ambos dramaturgos, ya que, según él, si Pinter fuera Dios, Beckett sería el profeta.

   Temáticamente, ha explicado que este espectáculo explora el territorio de la memoria con piezas que, para encajar, "necesitan del trabajo del espectador", y ha avisado de que se trata de una obra con un componente 'take away' porque contiene elementos para llevarse a casa y seguir reinterpretando: son piezas de un puzzle que difícilmente encajan y que son difíciles de verbalizar.

   Memoria, recuerdos y frustraciones se entrecruzan en una historia que arranca con la irrupción de un amigo de la infancia en la vida de una pareja, tejiendo este triángulo en el que el espectador no sabe muy bien qué relación mantuvieron estos dos amigos en el pasado.

   "Cuando el teatro es una cosa obvia a mí no me interesa", ha explicado Bel, que ha celebrado que esta obra habla de muchas cosas más allá de lo que afirma y que hay que buscar estos contenidos al margen de la puesta en escena.

   "Todo ello se desarrolla en un escenario perfectamente reconocible, con unos signos visuales con un grado de realismo muy alto", ha resumido Belbel, mientras que el director de la Sala Beckett, Toni Casares, ha expresado que representar a Pinter es una pequeña joya que les permite volver a los clásicos.

   Además, Casares ha desvelado que Belbel "ha conseguido una disposición que no se había visto nunca en la Beckett", en un montaje que cuenta con la escenografía de Max Glaenzel, la iluminación de Kiko Planas y el vestuario de Mercè Paloma, además de la traducción de Joan Sellent.

'MERDA D'ARTISTA'

   Por otro lado, el Festival Grec estará en el Teatre Poliorama con la propuesta musical 'Merda d'artista', de la compañía del éxito musical 'Pegados. Un musical diferente' estrenado en 2010 y con más de 400 representaciones.

   El espectáculo es obra de Ferran González y Joan Miquel Pérez, dirigida por Alícia Serrat, convencida de la importancia de las creaciones musicales locales pese a ser un género "un poco maltratado".

   "La caca siempre ha hecho gracia, pero teníamos ganas de vestirla del glamour del Milán de los años 60", ha explicado González pasados cuatro años desde la primera idea, que está basada en la colección presentada en 1961 por el artista Piero Manzoni consistente en heces de artista enlatadas que se vendió en 2013 por 109.500 euros.

   Esta conversión de la "caca en oro" cuestiona el arte contemporáneo, con diferentes contrapuntos abiertos a la interpretación del espectador y que, en palabras del director del festival, Ramon Simó, juzga, desde el mundo del arte, el propio mercado del arte, lo que a la vez le ha parecido una oportunidad par impulsar nuevos textos y nuevos artistas.

   El reparto cuenta con el mismo Ferran González, Gemma Martínez, Xènia Reguant, Frank Capdet y Nanina Rosebud, con la música a cargo de Joan Miquel Pérez al piano, Eloi López y Martí Soler en la batería y Paco Weht en el contrabajo.