Publicado 14/04/2020 21:33CET

Melilla cancela la iluminación especial del Ramadán para destinar el dinero al pago de luz a afectados por el covid-19

MELILLA, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Melilla ha decidido este martes cancelar el alumbrado extraordinario que tenía previsto emplear para el mes de ayuno de Ramadán, así como la vigilancia y el servicio de reparación, para destinar ese presupuesto a las ayudas al pago de recibos de la luz a los melillenses afectados por la crisis del coronavirus.

En unas declaraciones telemáticas, el consejero de Infraestructuras, Urbanismo y Deporte, Rachid Bussián (CPM), ha declarado que "debido a la actual situación, y habiéndose prorrogado el estado de alarma, la Consejería ha decidido cancelar el encendido del alumbrado extraordinario por la festividad del Ramadán, cuyo encendido estaba previsto para el próximo 24 de abril". La medida, ha añadido, evita el servicio de encendido/apagado diario, así como el de vigilancia y reparación de la instalación.

Bussián ha señalado que para dicha festividad se había previsto la colocación de nuevos elementos luminosos y decorativos, cambiando y mejorando sustancialmente lo instalado en años anteriores y 'engalanando' la avenida Juan Carlos I con una novedosa iluminaria 'led'. "Todo el material no usado se almacenará para el próximo año", ha detallado el consejero.

El integrante del Ejecutivo melillense ha explicado que el montaje del alumbrado extraordinario con motivo de la festividad del Ramadán "se inició y suspendió antes de la aprobación del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el covid-19".

Esta acción, ha proseguido, consistió en la instalación de una docena de carteles luminosos con tecnología 'led' con la leyenda 'Feliz Ramadán' (125W/cartel) y aproximadamente 100 unidades de juegos de arcos luminosos con tecnología 'led' (107W/juego) en distintas zonas de la ciudad. Además, durante estas semanas estaban programados otros valores añadidos en el alumbrado extraordinario con motivo del Ramadán.

Rachid Bussián ha dicho que, con esta medida, la Consejería de Infraestructuras, Urbanismo y Deporte "va a conseguir un ahorro tanto en el consumo eléctrico como en el coste de los servicios de encendido/apagado diario y de vigilancia y reparación de la instalación durante la festividad, en total 30 días".

El dinero que se ahorre, ha subrayado el consejero, "podrá ir destinado a sufragar ayudas para recibos y/o facturas del suministro de electricidad para determinados colectivos", dentro del paquete de medidas y del Plan de Contingencia que el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Melilla ultima y va a presentar en los próximos días para paliar los efectos derivados de la crisis provocada por el nuevo coronavirus.

Para leer más