Piden cárcel para un capitán del Ejército en Ceuta por presunto acoso

Actualizado 05/08/2016 16:02:49 CET

CEUTA, 5 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía Jurídico Militar del Tribunal Militar Territorial Segundo de Sevilla solicita una pena de siete meses de prisión con las accesorias de suspensión de empleo y cargo público y derecho de sufragio activo para un capitán del Ejército de Tierra de Ceuta acusado de un presunto delito de abuso de autoridad en su modalidad de trato degradante sobre una cabo a la que se diagnosticó "trastorno de adaptación cuyo factor etiológico, causal, es indubitadamente la reiteración de conductas inapropiadas" de su mando.

Según el relato de la acusación pública recogido en su calificación de los hechos, a cuyo contenido ha tenido acceso Europa Press, en noviembre de 2013, durante unas maniobras en Almería, cuando la militar regresaba del servicio se encontró al acusado, que "con una sonrisa" le preguntó "de dónde venía".

"Me pareces una mujer muy morbosa", "siempre te estoy observando", "me gustaría quedar contigo" y "si es posible vernos luego más tarde" fueron algunos de los comentarios vertidos por el capitán "a la vez que cogía a la cabo por el brazo y la cintura". La militar se soltó "bruscamente" y dejó claro que "no era posible, que tenía pareja y que su trato era profesional al ser su jefe de compañía".

Siempre según la Fiscalía, "días después", cuando la cabo se encontraba con otros compañeros para realizar una prueba denominada el 'conguito', el acusado se acercó a ella y le preguntó "cómo estaba". La mujer dijo que "algo nerviosa" por la dificultad del ejercicio y su mando le ofreció quedarse con su fusil para reducir la carga que portaba, algo que le "extrañó" porque "sus compañeros hicieron todos la prueba portándolo". Al volver al campamento, el capitán le indicó que "me debes un favor, guapa".

La conducta descrita causó en la víctima "sentimientos de humillación, vejación y menosprecio" que derivaron, un año después, en un diagnóstico facultativo de "trastorno de adaptación cuyo factor etiológico, causal, es indubitadamente la reiteración de conductas inapropiadas de su capitán".

La cabo aludía a "amenazas de arresto por cualquier motivo" y a "un acontecimiento con proposiciones de tipo sexual durante unas maniobras" durante sus comparecencias ante el coronel médico que ha emitido informes sobre el caso.

La petición de condena se ha individualizado "teniendo en cuenta la ausencia de circunstancias agravantes y atenuantes, la personalidad del culpable, su graduación militar, el lugar de perpetración y la desprotección de la víctima y la trascendencia de los hechos en sí y su relación con el servicio". Sobre el acusado, que carece de antecedentes penales y es militar de carrera, "no concurren circunstancias eximentes ni modificativas de la responsabilidad criminal" a juicio de la Fiscalía.

La Asociación de Militares de Tropa y Marinería (AMTM), cuyos Servicios Jurídicos llevan la representación legal de la víctima, la solicitud de condena es "insuficiente" y pedirá una superior ligando el "hostigamiento" padecido al aborto que sufrió la cabo, que ha sido acusada de deserción durante su periodo de incapacidad temporal "precisamente por el ambiente pernicioso que encontraba en su lugar de trabajo".

Esas últimas diligencias están "pendientes de celebración de vista oral" aunque se ha solicitado la suspensión del señalamiento "a expensas de lo que acontezca" en la causa contra su mando "por si pudiera existir alguna conexión entre los hechos investigados en ambos procedimientos".