Actualizado 21/01/2022 00:02

Mari Ángeles Grajal, apoyada en su hijo Jacobo y rota de dolor, sale del funeral de Jaime Ostos

MAIR ÁNGELES GRAJAL Y SU HIJO, JACOBO
MAIR ÁNGELES GRAJAL Y SU HIJO, JACOBO - EUROPA PRESS REPORTAJES

   MADRID, 21 Ene. (CHANCE) -

   Siempre que Mari Ángeles Grajal ha tenido oportunidad de hablar delante de los medios de comunicación de Jaime Ostos lo ha hecho con una sonrisa en su rostro y reflejando todo el amor que sentía por el torero. Lo cierto es que era uno de los matrimonios más duraderos de la esfera pública y hoy hemos visto como el dolor de la viuda traspasaba la pantalla.

   Hace dos semanas se hacía pública la noticia del triste fallecimiento de Jaime Ostos en Bogotá a los 90 años... una información que nos impactaba, pero que sobre todo provocaba el llanto desconsolado de Jacobo Ostos al ser el único que se encontraba en el hogar familia, sin poder creerse por aquel entonces la desgraciada noticia.

   Días más tarde Mari Ángeles Grajal llegaba a España completamente rota y con ganas de abrazar a su hijo, que le esperaba entre todos los rostros desconocidos del aeropuerto para darle un abrazo en cuanto saliese de la terminal. Y así fue, ambos protagonizaron un abrazo que nos emocionó y hoy, hemos vivido algo parecido.

   Mari Ángeles Grajal salía de la iglesia Santa Bárbara de Madrid completamente emocionada y rota de dolor tras producirse el adiós a Jaime Ostos. Muchos han sido los rostros conocidos que han acudido hasta allí para mostrar su apoyo a la familia y demostrar el gran cariño que sentía por el maestro.

   Como decíamos, Jacobo no ha dejado ni un solo momento sola a su madre y a la salida del funeral veíamos a una Mari Ángeles Grajal, rota de dolor, apoyada en su hijo sin apenas contener las lágrimas por el triste fallecimiento de su marido, del que estaba completamente enamorada.