Actualizado 30/11/2022 14:23

María León reacciona a la decisión de la jueza de archivar su denuncia contra los policías que la detuvieron

720351.1.260.149.20221130123804
Vídeo de la noticia
Archivo - María León - EUROPA PRESS - Archivo

   MADRID, 30 Nov. (CHANCE) -

  María León vuelve a ser noticia. Tras su detención el pasado 1 de octubre en Sevilla por un presunto delito de 'atentado contra la autoridad' al supuestamente agredir a dos agentes de policía - y su puesta en libertad provisional tras pasar la noche en el calabozo - y su denuncia posterior a los citados miembros de seguridad del Estado por "abuso policial", la jueza de Instrucción 18 de la ciudad andaluza ha desestimado su demanda.

  En su auto, la magistrada asegura que las pruebas presentadas por la hermana de Paco León, una grabación de vídeo y otra de audio, "no avalan los presuntos hechos denunciados" y concluye que se "vislumbra que la denuncia podría responder a una estrategia defensiva no amparable". "Se la detuvo por escapar del coche policial tras ser auxiliada por un grupo de personas que lo rodeadon y le permitieron escapar, presuntamente por golpear dos veces a una agente de policía lesionándola y por volver a intentar escapar, tras caer al suelo y ser ayudada policialmente a levantarse”, ha añadido la jueza.

   Por otro lado, apunta a que las lesiones que presentaba María obedecerían a las que se hizo ella misma al golpear a los policías y a la caída que sufrió, y explica que "no se puede reprochar a los agentes que no le diesen la mano para calmarla, siendo su obligación proporcionarle atención médica como así hicieron”.

  Un duro golpe para la actriz sevillana, que ya ha reaccionado al sobreseimiento provisional de su demanda revelando a través de sus redes sociales que se ha enterado del mismo "por los medios de comunicación" y anunciando que "esta misma semana quedará presentado recurso" a la decisión de la jueza.

   Además, María sigue a la espera de juicio por su presunto delito de atentado contra la autoridad, por el que se encuentra en libertad provisional y por el que podría enfrentarse a una pena de entre uno y cuatro años de prisión.

Más información