Actualizado 06/07/2015 23:56 CET

Cassini rastrea el desarrollo de nubes sobre el mar de Titán

Nubes en Titán
NASA

MADRID, 13 Ago. (EUROPA PRESS) -

La nave espacial Cassini ha capturado recientemente imágenes de nubes que se mueven a través de los mares de hidrocarburos del norte de la luna de Saturno, Titán. Ahora, los expertos quieren seguir la evolución de este fenómeno que, a su juicio, podría marcar el comienzo de las tormentas de verano que los modelos atmosféricos han predicho desde hace tiempo.

Cassini obtuvo estas fotografías a finales de julio, cuando se alejó de Titán después de un sobrevuelo cercano. Las nubes se han registrado encima del gran mar de metano conocido como 'Ligeia Mare' y han permanecido allí durante más de dos días. Las mediciones de movimiento de las nubes indican que la velocidad del viento en la zona es de alrededor de 3 a 4,5 metros por segundo.

Con esta investigación los científicos de la NASA quieren responder a algunas preguntas generadas durante los 10 años de actividad de Cassini. Desde su llegada al sistema de Saturno, los expertos han observado con frecuencia la actividad de nubes cerca del polo sur de Titán, un fenómeno que se registra siempre a finales del verano.

Las nubes se siguieron observando cuando la primavera llegó a hemisferio norte de Titán. Pero, desde que una gran tormenta azotó las latitudes bajas de la luna helada a finales de 2010, sólo se han visto unas pocas y pequeñas nubes en todo el satélite.

Esta falta de actividad de las nubes tiene sorprendido a los investigadores, que han llevado a cabo simulaciones por ordenador de la circulación atmosférica de Titán, lo que ha predicho que las nubes se incrementarían en el norte cuando se acercaba el verano, cuando las temperaturas son más cálidas.

Ahora, los expertos se han mostrado "ansiosos por saber si las nubes observadas ahora por Cassini señalan el comienzo de los patrones climáticos de verano", o si se trata de "un hecho aislado". "Además, se podrá estudiar cómo son las nubes relacionadas con los mares en Titán", ha indicado la responsable de este estudio, Elizabeth Turtle.

Un año en Titán dura aproximadamente 30 años de la Tierra, con cada estación que dura alrededor de siete años. Observar los cambios estacionales en Titán seguirá siendo un objetivo importante para la misión Cassini: como llega el verano al norte y cómo las latitudes del sur caen en la oscuridad del invierno.

Para leer más