Actualizado 14/11/2016 10:14 CET

Stephen Hawking se propone cartografiar el universo conocido

Stephen Hawking
KEITH HEPPELL

   MADRID, 4 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El centro de supercomputación COSMOS, de la Universidad de Cambridge y auspiciado por Stephen Hawking ha anunciado su intención de crear el mapa 3D más detallado del universo desde el Big-Bang.

   Esta instalación y su superordenador, en funcionamiento desde 1997, están dedicados a la investigación de la física de la cosmología, astrofísica y de partículas, con el fin de desentrañar los misterios más profundos del universo.

   COSMOS quiere trazar la posición de billones de estructuras cósmicas, incluyendo las supernovas, agujeros negros y las galaxias.

   Este mapa será editado usando el superordenador de la instalación, ubicada en el Departamento de Matemáticas Aplicadas y Física Teórica de Cambridge. Actualmente, es el equipo de memoria compartida más grande de Europa, que cuenta con 1.856 núcleos de procesador Intel Xeon E5, 31 co-procesadores Intel MIC (Many Integrated Core), y 14,5 terabytes de memoria compartida a nivel mundial, según Universe Today.

   El mapa 3D se basará en los datos obtenidos mediante dos encuestas anteriores - el satélite Planck de la ESA y el Dark Energy Survey. El equipo del COSMOS utilizará la imagen detallada del fondo cósmico de microondas (CMB) - la radiación dejada por el Big Ban - que se publicó en 2013, informa Cambridge News. Estas imágenes de la luz más antigua del cosmos permitieron a los físicos a refinar sus estimaciones para la edad del Universo (13.820 millones de años) y su ritmo de expansión.

   Esta información se combina con datos del Dark Energy Survey que muestra la expansión del universo a lo largo de los últimos 10 millones de años, informa Cambridge News. A partir de todo esto, el equipo del COSMOS comparará la temprana distribución de la materia en el Universo con la expansión posterior para ver cómo las dos se relacionan.

   El proyecto espera recibir un impulso tras el despliegue de la sonda de Euclides de la ESA, que está programada para su lanzamiento en 2020. Esta misión medirá las formas y los desplazamientos al rojo de las galaxias (que buscan 10 millones de años en el pasado), lo que ayuda a los científicos a comprender la geometría del "universo oscuro", es decir, cómo la materia oscura y la energía oscura influyen de forma conjunta.