Venus y Júpiter bailarán pegados este fin de semana

Actualizado 23/08/2016 17:27:51 CET
Conjunción Venus-Júpiter
SKY AND TELESCOPE

   MADRID, 23 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Los dos planetas más brillantes en el cielo nocturno, Venus y Júpiter, quedarán prácticamente emparejados vistos desde la Tierra este 27 de agosto, en su encuentro celeste más cercano hasta 2065.

   Durante gran parte de 2016, Júpiter ha sido el planeta dominante en el cielo al anochecer, brillando como una "estrella" plateada. Pero en los últimos meses, ha ido notablemente más bajo en el cielo del oeste y ahora se puede vislumbrar sólo por un corto periodo de tiempo en el crepúsculo después de la puesta del sol.

   En contraste, Venus ha sido difícil, si no imposible, de ver para los observadores del cielo nocturno este 2016, ya que ha estado situado muy cerca del sol. Comenzó a colarse fuera del brillante resplandor del sol a mediados de julio y ha ido surgiendo paulatinamente a la vista crepuscular durante el mes de agosto.

   Cuando los dos planetas practicamente se enlacen el 27 de agosto, se producirá, en cierto modo, el paso de la antorcha: Júpiter pasará el título de "estrella de la tarde" a Venus. Para finales de este año, Venus será un objeto deslumbrante en el cielo al oeste-suroeste, una vez que sea totalmente de noche.

   Una conjunción entre Venus y Júpiter, de por sí, no es un evento poco común: ocurre alrededor de ocho a 12 veces por década en promedio, informa Sky and Telescope. Por lo general, en este tipo de casos, la más pequeña distancia angular entre los dos planetas es de aproximadamente uno o dos grados, con 1 grado igual a la anchura de dos lunas llenas.

   Pero este 27 de agosto es un caso especial, con un mínimo abosluto inferior al medio grado, es decir menos de una luna llena, 45 minutos después de la puesta de Sol, lígeramente por encima del horizonte en dirección oeste.