Microhábitats acuáticos en el petróleo muestran potencial para la vida extraterrestre

Actualizado 07/07/2015 6:45:14 CET

MADRID, 7 Ago. (EUROPA PRESS) -

Un equipo internacional de investigadores ha encontrado que hábitats extremadamente pequeños aumentan las posibilidades de vida en otros planetas al tiempo que ofrecen una manera de limpiar los derrames de petróleo en el nuestro. Analizando muestras del mayor lago de asfalto natural del mundo, estos expertos encontraron microbios activos en gotas tan pequeñas como un microlitro, que es aproximadamente 1/50 parte de una gota de agua.

"Hemos visto una gran diversidad de bacterias y arqueas", afirma Dirk Schulze-Makuch, profesor de la Escuela de Medio Ambiente de la Universidad Estatal de Washington y único investigador del equipo en Estados Unidos. "Es por eso que hablamos de un 'ecosistema', porque tenemos mucha diversidad en las gotas de agua", añade este autor del estudio, que se publica en la revista 'Science'.

Los investigadores señalan que también encontraron que los microbios eran activos en la degradación del petróleo en el asfalto, lo que sugiere que un fenómeno similar podría emplearse para limpiar derrames de petróleo. "Me metí en ello desde el punto de vista de la Astrobiología, como un análogo para la luna de Saturno, Titán, donde hay lagos de hidrocarburos en la superficie --destaca Schulze-Makuch--. Pero esto demuestra que la Astrobiología tiene también grandes aplicaciones ambientales, debido a la biodegradación de los compuestos del petróleo".

Schulze-Makuch y sus colegas descubrieron en 2011 que el lago Pitch de 405.000 metros cuadrados en la isla caribeña de Trinidad estaba repleto de vida microbiana, que también se cree que aumenta la probabilidad de vida en Titán. El nuevo artículo añade un nuevo nivel microscópico de detalles de cómo la vida puede existir en un ambiente tan hostil.

"Hemos descubierto que existen hábitats adicionales donde no hemos mirado en los que puede darse la vida y prosperar", afirma Schulze-Makuch. Analizando las firmas isotópicas de gotitas y el contenido de sal, los investigadores determinaron que no venían de la lluvia o agua subterránea, sino que se trata de antigua agua de mar o salmuera a una gran profundidad.

Para leer más