Piden proteger al 5 por ciento de árboles más grandes de cada especie

Actualizado 22/04/2016 18:34:09 CET
Baobab
CILIBUL/WIKIMEDIA

   MADRID, 22 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Las secuoyas en California, los árboles baobab en Madagascar y los eucaliptos en el noreste de Australia son sólo algunos de los espectaculares árboles grandes y viejos que crecen hoy en día.

   La protección de estos árboles, algunos de cientos o miles de años de antigüedad, requiere pensar a largo plazo sobre preocupaciones como sus necesidades de hábitat únicas y los efectos del cambio climático, según plantean investigadores en un foro publicado este viernes en 'Trends in Ecology and Evolution'.

   "¿Cuántos de nosotros al ser niños hemos mirado hacia la corona de un asombroso árbol o subido a un árbol gigante y eso ha formado una parte muy especial de nuestras vidas?", pregunta Bill Laurance, ecologista tropical en la Universidad James Cook, en Queensland, Australia. "Nos relacionamos con organismos que han evolucionado durante largos periodos de estabilidad ecológica y que se está convirtiendo en una mercancía muy escasa en el mundo en el que vivimos", lamenta.

   "No hay mucho que discutir sobre el tema", dice David Lindenmayer, un ecologista de conservación de la Universidad Nacional de Australia. "El cambio climático significa que, en algunos lugares, los grandes árboles no alcanzarán los mismos tamaños que antes". A su juicio, los efectos del cambio climático, incluyendo sequías prolongadas, especies más invasivas, nuevos patógenos y la fragmentación del hábitat, agravan los problemas físicos sencillos a los que los grandes árboles ya se enfrentan para sacar agua desde sus raíces hasta sus hojas y resistir las tormentas de viento.

   Lindenmayer y Laurance definen a los "viejos árboles grandes" como el 5 por ciento más grande de los árboles sexualmente maduros dentro de una especie. Esta flexible definición significa que en algunos bosques, los árboles grandes y viejos podrían tener sólo 20 metros de altura y 100 años, pero podrían ser más altos en otras áreas y contar más de 2.000 años de antigüedad.

SON ÁRBOLES IMPORTANTES ECOLÓGICA Y AMBIENTALMENTE

   Estos árboles viejos grandes dominan las comunidades de plantas circundantes, afectan a la distribución del agua y los nutrientes y proporcionan alimento y refugio para la vida silvestre. "Son realmente los graneros, los supermercados, del bosque --señala Laurance--. Éste es un grupo muy ambiental y ecológicamente importante de organismos y necesitan un cuidado y tratamiento especial".

   La identificación de los requisitos de distribución y hábitat para grandes árboles viejos en el paisaje es un primer paso para asegurar su supervivencia, según Lindenmayer y Laurance. Los esfuerzos de conservación pueden tomar la forma de conservación de grandes extensiones de bosque o el mantenimiento de árboles individuales en entornos urbanos, con más innovaciones para los árboles existentes como pequeños grupos o individuos en las regiones de sabana o desérticas.

   "Tenemos que asegurarnos de que estamos pensando a largo plazo para que coincida con la forma en que estos árboles han existido durante cientos o incluso miles de años -afirma Laurance--. Va a ser un verdadero desafío mantener algunos lugares en el mundo que todavía tienen algo así como una naturaleza salvaje, que todavía tiene fauna natural, dispersores de semillas, polinizadores, depredadores grandes y magníficos árboles de los que todos deberían preocuparse".